Ahorrar en seguros

seguro_decesos

 

La necesidad de ajustar nuestro presupuesto en estos tiempos afecta también a los seguros, hasta el punto de tener que prescindir de ellos. Sin embargo podemos buscar una salida e intentar pagar menos sin perder las coberturas habituales. Averigüemos cómo:

Seguros de vida
Su crecimiento en los últimos años viene derivado de su obligada contratación junto con productos financieros como hipotecas, préstamos personales, planes de pensiones o tarjetas de crédito. Conviene analizar muy bien qué necesitamos realmente (coberturas por invalidez, accidentes…), y revisar las revalorizaciones anuales que derivan en subidas de la prima. Por otro lado, las ofertas promocionales pueden ocultar primas posteriores más altas. Mucho cuidado con esto.

 

seguros_decesos

 

Seguro de hogar
¿Dónde podemos ahorrar dinero? Por ejemplo en las coberturas para ciertos aparatos electrónicos que no usamos con asiduidad. En este sentido muchas aseguradoras ya están comenzando a flexibilizar las coberturas para facilitar al cliente qué desea y de qué puede prescindir.

Seguros de vehículo
En este caso lo más recomendable es adecuar el seguro que contratemos a la antigüedad de nuestro vehículo. Con hasta 4 años de antigüedad lo aconsejable es tener contratado un seguro a todo riesgo, pero con más de 5 años es más interesante un seguro a terceros con lunas, robo e incendio. Con más de 7 años basta con contratar un seguro básico a terceros con lunas. Otro aspecto a tener en cuenta es analizar si merece la pena fraccionar el pago de la póliza o hacer frente a él en un solo plazo.

Seguros de salud
La eclosión de los seguros de salud viene derivada en gran medida de la bajada general de precios. Pero cuidado con esto porque la cobertura y los costes varían mucho si contratamos un seguro con cuadro médico cerrado a otro que nos permite elegir cualquier doctor. A esto hay que añadir si tienen coberturas complementarias como la odontología o psicología. La prestación médica en el extranjero puede encarecer mucho el precio de nuestro seguro así que en el caso de no viajar muy a menudo es más aconsejable contratar un seguro de viaje que cubra este desplazamiento pagando mucho menos al año.
En resumen, es conveniente ceñirse al seguro que cubra exclusivamente nuestras necesidades. Una buena fórmula para seguir cubiertos y poder ahorrar algo de dinero.

Seguros de decesos
Los seguros de decesos o seguros funerarios son unos seguros muy tradicionales y arraigados en nuestra cultura.
Actualmente este tipo de seguros no han evolucionado mucho y pueden suponer un coste importante si calculamos las primas totales que pagamos a lo largo de muchos años. Por ello una muy buena forma de ahorrar es combinar este seguro con otros seguros, como seguros de vida y seguros de accidentes. Compañías de seguros como Expertia ofrecen contratar varios seguros en uno, incluido el seguro de decesos.