Ahorrar en tratamientos médicos

ahorrar_tratamientos_médicos

 

El principal problema está en que el Ministerio de Sanidad es quien fija los precios de algunos medicamentos y productos sanitarios que son recetados por la Seguridad Social, con lo cual el precio debe ser el mismo en todas las farmacias.

El realizar descuentos o modificar el precio final de los medicamentos es ilegal, y por lo tanto está penado con multas de entre 600 y 3.000€.
Desde hace ya unos meses, en concreto desde el 1 de septiembre de 2014, se estableció la nueva orden de precios de muchos de los medicamentos. Con ello el Gobierno intentará reducir 43 millones de gasto público en
medicinas.

ahorrar_tratamientos_médicos


Esta medida afecta a uno 4.100 productos, cuyos precios se verán reducidos en los casos de más reducción de hasta un 81%.
Pero aparte de estas medidas en la reducción de los precios de los medicamentos, existen otras medidas a tomar para ahorrar en medicamentos.

A continuación os vamos a dar una serie de consejos para prácticos para ahorrar en tratamientos médicos:
Antes de acudir a la farmacia a por sus medicinas puede consultar a su médico si puede usar medicamentos genéricos para tratar sus problemas de salud.
Si vas a la farmacia sin receta médica debes tener en cuenta que te saldrán bastante más caro poder adquirir el medicamento.
Normalmente los medicamentos genéricos son los mismos productos que los de marca y coste es bastante inferior. Incluso si eres de los tiene contratado un seguro de salud, cobran un copago más barato por lo medicamentos genéricos.

Comparar los precios de los medicamentos en la red: si visitas las páginas como GoodRX.com o la página WeRx.com, aquí podrás encontrar el mejor precio de cada medicamento. Además estas páginas también ofrecen cupones para obtener aún precios más económicos.

Comprar medicinas en dosis unitarias: esta se trata de una medida bastante habitual en EEUU, en cambio en España no es muy frecuente. Normalmente lo utilizan los hospitales, en cambio en los hogares los formatos más habituales son las cajas. Además existen estudios que demuestran que las monodosis optimizan el gasto farmacéutico y por lo tanto el gasto en tratamientos médicos.

Descuentos por pedidos de gran volumen: normalmente al comprar de forma individual el precio es mucho superior que los medicamentos adquiridos en packs de unidades mayores.
Elegir entre farmacia, parafarmacia o supermercado: dependiendo del tipo de producto o medicina que estemos buscando la diferencia de precio en un tipo de establecimiento u otro puede ser importante.

La ubicación de la farmacia es importante: saber que existen ciertos medicamentos que tienen establecidos unos precios por ley y pueden variar de una farmacia a otra. Lo más normal es que las farmacias del centro de las ciudades sean más caras que las que se encuentran en la periferia.

Cómo ahorrar dinero en salud

ahorrar_dinero_salud

 

Salud es lo primero que siempre deseamos para nuestros familiares y seres queridos. Algo que tenemos todos claro es que el concepto de salud está muy presente en nuestras vidas y nadie discute que es uno de los factores más importantes para la felicidad personal.

Es por eso, que ya son millones de españoles los que destinan cada año una cantidad significativa de sus ingresos a complementar la cobertura que ofrece la sanidad pública con las ventajas que ofrecen los seguros de salud privados.

ahorrar_dinero_salud

Por eso una forma de poder ahorrar en salud y ahorrar en la economía familiar es tener contratado un seguro de salud privado para proteger a la familia de cualquier imprevisto.
Algunas de las ventajas de disponer de un seguro de salud privado son:

Rapidez y agilidad
Servicios de urgencias
Hospitalización
Asistencia primaria y especializada
Atención dental
Tratamientos médicos

Si ya se han decido a contratar un seguro de salud o si ya disponen de uno, es importante tener en cuenta una serie de claves para optimizar al máximo el gasto familiar en seguros de salud sin tener que renunciar a ninguna de sus ventajas y coberturas:

Los periodos de cancelación o renovación
Algo a tener muy en cuenta es los periodos de cancelación o de renovación de las pólizas de salud, ya que a diferencia de lo que suele suceder con los seguros de coche, la mayoría de las pólizas de seguros médicos suelen vencer el día 31 de diciembre independientemente de la fecha en la que se haya firmado la contratación del seguro.

Ofertas de pólizas de seguros
Debido a esta normativa de que las pólizas médicas vencen el 31 de diciembre, un buen mes para encontrar buenos precios y ofertas en seguros de salud es el mes de octubre, ya que este mes se caracteriza por el aumento del esfuerzo comercial de las compañías aseguradoras por intentar captar nuevos clientes, con lo cual suele ser un mes de ofertas y promociones.

Utilizar los comparadores de seguros
La mejor herramienta para poder estar informado en cuestión de segundos sobre las últimas ofertas es el uso de un comparador de seguros de salud. Estas tipo de herramientas, los comparadores de seguros, permiten comparar de manera fácil y rápida las principales aseguradoras del mercado.

Algunos factores importante que afectan a la prima del seguro
Uno de los factores más importantes que suele influir en el precio de la prima del seguro es la edad. Cabe destacar que un cambio de compañía será casi imposible a partir de una determinada edad que se suele situar entre los 65 y 70 años de edad, esto se debe a que el riesgo es ya demasiado elevado para que las compañías aseguradoras tengan especial interés en asumirlo.

El Copago
Se trata de uno de los temas estrellas en la actualidad sanitaria debido a la posible implantación en la sanidad pública. Éste sistema funciona como una especie de franquicia por la cual el cliente no paga la consulta privada pero sí abona una determinada cantidad cada vez que recibe atención médica.

Red de hospitales y médicos
Los seguros de salud de reembolso permiten al asegurado poder elegir libremente al médico que desee. Lo que ocurre es que disponer de este tipo de seguro o de cobertura suele ser más caro y puede suponer un gran inconveniente para muchas familias.

Los periodos de carencias
Es decir, el plazo de tiempo que transcurre desde que se contrata un seguro médico hasta que podemos hacer uso de algunas de sus coberturas.