¿Qué es el coworking?

coworking

 

El COWORKING es una práctica muy habitual entre los freelance en EE UU y que empieza ya ha empezado a expandirse en España y en Europa hace unos años. Coworking es la práctica por la cual profesionales que no comparten ni empresa ni sector de actividad, se pueden unir para trabajar juntos en un mismo espacio y ahorrar en determinados servicios a demás de adquirir contactos y relaciones con clientes.

Podemos definir el coworking como: un término anglosajón, si lo traducimos al castellano “Cotrabajo”, este se refiere a una tendencia laboral que reúne a trabajadores en un mismo espacio de trabajo común en el que se comparten servicios, equipamientos y determinados gastos fijos, de forma permanente o eventual, con el objetivo de abaratar costes, evitar el aislamiento y crear un ambiente de trabajo agradable y productivo, fomentando la colaboración, la comunidad y el networking (establecer una red de contactos profesionales), o determinadas sinergias y alianzas que den lugar a nuevas oportunidades laborales.

coworking

Los objetivos principales del coworking son combatir la soledad laboral, y cómo no, rebajar nuestras facturas de gastos habituales.

¿Para que el coworking?
Si estás buscando flexibilidad, un entorno de trabajo profesional y unos precios razonables, el coworking puede ser una buena idea, ya que los usuarios de espacios de coworking son en su mayoría autónomos y emprendedores, profesionales del conocimiento a los que les basta su ordenador y un teléfono móvil para llevar a cabo su labor profesional.

¿A quién está destina do el coworking?
Principalmente está destinado a profesionales de Internet, diseñadores, programadores, escritores, periodistas, aunque en la actualidad cada vez son más ya las profesiones que suman a este sistema de trabajo.

¿Cuáles son las ventajas de trabajar en un espacio coworking?
Flexibilidad de uso de los espacios:
los espacios de coworking ofrecen diferentes planes en función de las horas que necesites y, además, no suelen requerir contratos largos.

Tu bolsillo te lo agradecerá: siempre resulta más fácil y económico rentar un espacio de coworking que una oficina.

Tener un espacio propio: proporcionan un espacio profesional de trabajo que motiva, te hace ser más productivo. Disponen  de salas de reuniones para recibir a los clientes y realizar presentaciones.

Establecer más relaciones: los gestores de espacios de coworking trabajan activamente para crear relaciones entre los coworkers y los contactos externos, y así descubrir oportunidades.

Aumentas las redes de contactos: puedes establecer contactos tan sólo hablando con los otros coworkers durante la comida, los cafés o en cualquier evento.
Mejora la conciliación entre trabajo y vida familiar y personal mejora.