Ideas para ahorrar en el nuevo año

ahorrar_nuevo-año

 

Intentar cuadrar ingresos y gastos es una tarea muy complicada, para la gran mayoría de los españoles el 2014 no ha sido un gran año en lo que a la economía doméstica se refiere. Ya sabemos que un porcentaje elevado de la población se encuentra en situación de desempleo, según las estadísticas una de cada cuatro personas está en el paro, la mayoría de los salarios se han congelado y los precios de muchos artículos de primera necesidad no han dejado de subir, por lo que para muchas familias llegar a fin de mes es casi un milagro.
Es por eso que son muchas las razones que llevan a la gran mayoría de los hogares a una limitada capacidad de ahorro.
Pero como dice el refrán “Año nuevo vida nueva”, son muchos los que se plantean en esta época del año la idea de cumplir nuevos e importantes propósitos, pero lo cierto es que a medio camino solemos olvidar nuestras metas y ocupar ese tiempo en solucionar otras cosas.

 

ahorrar_nuevo-año

 

Pero si para el 2015 estás pensando en intentar ahorrar un poco más de dinero entonces te damos algunos consejos que pueden ser de utilidad para poder cumplir el propósito de ahorrar.
Establecer un propósito: cuando ahorramos con un propósito nos esforzamos más, por ejemplo plantéate ahorrar este año para ir a ese lugar que siempre has querido conocer, o para adquirir aquel bien que deseas, establecer una meta hará más fácil el camino de ahorrar.
En primer lugar lo más inteligente es trazar un plan financiero: es decir, conocer bien en qué se nos va el dinero y actuar en consecuencia.
Detectar por qué no consigues ahorrar dinero: si se trata de que ganas poco o lo justo para tus gastos, si el problema es que realizas gastos innecesarios, si es falta de control a la hora de comprar, entre otras. Ubica la causa y pasa a la solución.

Comprar con cabeza: las facturas mensuales de la cesta de la compra suelen ser una parte importante de todos nuestros gastos, pero son más difíciles de ajustar que los recibos. Una buena forma de ahorro es decidirnos por cambiar de comercios y elegir los que sean baratos. La diferencia de precio entre varios supermercados puede llegar a ser muy importante. Algo a tener en cuenta es que los supermercados plagados de ofertas no son siempre los más baratos.

No salirse del presupuesto: la mayoría de nosotros tenemos una serie de gastos fijos al mes y un dinero que podemos usar en determinados momentos. Pero el problema es pueden surgir muchos gastos eventuales: salir de cañas, comprarse ropa, tomar un café, comprar un libro. Realmente lo importante no es en qué nos gastemos el dinero sino que no nos lo gastemos todo. Es importante determinar qué dinero te sobra cada mes y bajo ningún concepto no gastar más de lo necesario.

Recortar en las salidas con los amigos: a la mayoría de los españoles nos encanta salir por bares y restaurantes con los amigos. Pero si no disponemos del suficiente dinero para estos gastos debemos recortar en estos gastos. Una alternativa puede ser hacer planes caseros. Puedes planear con tus amigos para hacer cenas en casa, realiza quedadas para ver películas, fiestas, etc. debes tener en cuenta que casi cualquier evento que realices en casa es más barato que salir de bares o ir a restaurantes.