Enseñar a los hijos a ahorrar

enseñar_hijos_ahorrar

 

Algo que debemos aprender desde pequeños es a ahorrar, por eso una de las tareas en la educación de los hijos es enseñarles a cómo ahorrar el dinero.
¿Por qué es importante enseñarles a los niños el tema del ahorro?
Les enseña a postergar la gratificación.
Les ayuda a establecer metas y los motiva a trabajar en base a un objetivo.
Les enseña el valor del esfuerzo y su recompensa.
Les da la oportunidad de tomar decisiones con responsabilidad.
Les enseña a ser previsores.

 

enseñar_hijos_ahorrar

 

En primer lugar hay que asegurarse de que tus hijos sean conscientes del valor de las cosas y que conozcan el valor de los de billetes y monedas.
Un buen ejercicio para comenzar puede ir al supermercado con ellos y comparar juntos los precios de diferentes productos.
Por su puesto antes que nada hay que tener en cuenta la edad de nuestro hijo, ya que no es igual la educación para un niño de 4 años que a uno de 11, pero si que existen una serie de recomendaciones genéricas para enseñar a nuestros hijos el fundamento del ahorro en el hogar:

Establece una paga mensual o semanal.
Explícales de dónde sale el dinero, del esfuerzo que supone cada mes para conseguirlo.
Crear un presupuesto en base a su paga mensual
y revísalo con ellos a final de mes. Es importante transmitirles de la importancia de planificar.

Enseñarles a apuntar los gastos mensuales, así se darán cuenta de la cantidad de gastos que realizamos a diario sin darnos cuenta.
Explicarles las ventajas del ahorro, lo importante que resulta contar con un dinero para imprevistos. Es importante enseñarles a fijarse objetivos que les motive, para ello podemos proponerles el poder comprar un juguete.

Mostrarles la diferencia entre los gastos de necesidades básicas y los superfluos. Habitualmente los niños suelen ser bastante caprichosos y suele costar hacerles entender estos conceptos.
Y por último la mejor recomendación a la hora de enseñarles el concepto del ahorro es dar ejemplo, ya sabemos que los niños acostumbran a copiar las conductas, así que es tan importante enseñarles estos conceptos como ser capaces de demostrarlo con nuestras propias conductas.