Cómo disfrutar de las vacaciones sin que tus deudas vuelen sin control

Cómo disfrutar de las vacaciones sin que tus deudas vuelen sin control

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, se define deuda como “Obligación que alguien tiene de pagar, satisfacer o reintegrar a otra persona algo, por lo común dinero.” Las deudas pueden ser un lastre en nuestra economía familiar. Tenemos que evitar a toda costa endeudarnos. Las vacaciones son un periodo que favorece las deudas, al perder el control de los gastos en un ambiente de relax y desconexión del día a día. “El síndrome de la VISA” por el cual gastamos inconscientemente con nuestra tarjeta de crédito teniendo una sensación de falsa riqueza, puede ser el principal ingrediente para arruinarnos con las vacaciones.

Se puede disfrutar de las vacaciones sin tener que exprimir la tarjeta de crédito y evitando que las deudas vuelen sin control. Para disfrutar las vacaciones sin deudas necesitamos primero aprender a usar la tarjeta y también aprender a no usarla. Algunos consejos para evitar las deudas en nuestras vacaciones son:

  • Analiza todas las tarjetas que tengas y anula aquellas que tengan un alto tipo de interés. Además, aquellas tarjetas con cuotas de mantenimiento altas no son recomendables. Es mejor anular todas aquellas tarjetas que tengamos con cuotas altas de mantenimiento y con altos tipos de interés.

  • Evita usar aquellas tarjetas que te permiten financiar tus compras durante varios meses. Usa solo aquellas tarjetas que no incentivan la financiación de las compras, ya que al final quien siempre gana es el banco o la financiera que emitió la tarjeta. Y quien siempre pierde eres tú pagando más intereses de los necesarios.

  • Controla diariamente los gastos de la tarjeta. Ahora, la mayoría de los bancos tienen su aplicación móvil donde puedes consultar desde tu móvil todos tus movimientos bancarios de forma cómoda. Consulta con frecuencia durante tu viaje los cargos que estás realizando en tu tarjeta para evitar cargos indebidos y ser consciente de todos los gastos que estás realizando con ella.

  • Utiliza tarjetas que te dan puntos en compra de viajes, ya que es una forma de obtener indirectamente descuentos. Eso sí, usa la tarjeta para compras que no requieran la financiación de las mismas, para evitar pagar intereses innecesarios que no compensan los puntos recibidos por esas compras.

  • Utiliza tarjetas que incluyen un seguro de viaje en la compra de vuelos de avión. Estos seguros son muy útiles y te ahorran tener que gastar en la compra de un seguro de viaje.

  • Evita realizar pequeños pagos con tarjeta. Lo más recomendable es pagar en efectivo, porque nos facilita una mejor gestión de nuestro dinero y un mayor control del mismo.

  • Si estás de vacaciones en el extranjero es mejor pagar con tarjeta que sacar dinero del cajero. En este caso, sí es muy útil la tarjeta. Es recomendable usar tarjetas de débito y no de crédito para pagar, con lo que evitamos sorpresas en el caso de que nos roben o clonen la tarjeta.

  • Para evitar robos, establece un límite diario de extracción de dinero del cajero.

  • Evita financiar las vacaciones con un préstamo o con la tarjeta crédito. Es más fácil y económico planificar las vacaciones con tiempo y buscar vuelos baratos, hoteles baratos y cupones de descuentos, que pagar altos intereses de un préstamo.

  • Lleva siempre dinero en efectivo en el bolsillo, y evita utilizar pagar con tarjeta. En las vacaciones siempre es recomendable guardar parte del dinero en distintas maletas y bolsos, y llevar todos los días el dinero justo para los gastos de ese día. Así, controlarás mejor los gastos y no te endeudarás.

Con estos consejos tendrás unas mejores vacaciones, disfrutarás mejor de tus viajes y huirás de las deudas que pueden amargarte la vuelta de las vacaciones.

Qué hacer antes de contratar una hipoteca

firmar_hipoteca

 

En primer lugar debemos tener muy claro en qué consiste una hipoteca, es decir, su definición: esta se refiere a un inmueble, habitualmente una vivienda, que actúa como garantía del pago de un crédito, esto quiere decir que aunque la vivienda o la finca queda en poder del propietario, el acreedor está en condiciones de realizar su venta en el caso de que la deuda no sea pagada en el plazo que se haya pactado.
El realizar una hipoteca hoy en día y más con los tiempos que corren, es algo muy serio, por eso debemos tener en cuenta una serie de consideraciones antes de contratar o firmar una hipoteca.

firmar_hipoteca

Estos son algunos consejos prácticos que te pueden ayudar antes de tomar la decisión de firmar una hipoteca:
Negociar el tipo de interés: debemos intentar en la medida de lo posible conseguir el interés más bajo posible, también es importante revisar las cláusulas de nuestra hipoteca antes de firmar para que no existan variaciones en los tipos de interés.
Evitar las comisiones de apertura: se trata una cantidad que hay que pagar al banco en el momento de realizar hipoteca, pero debemos saber que esta comisión puede ir desde el 0% a 3% sobre el importe total de la hipoteca.

Cuidado con las vinculaciones: normalmente los bancos ofrecen un mejor o peor interés en función de la vinculación que tengas con la entidad bancaria, es decir, tarjetas de crédito, seguros, fondos de pensiones, etc. Para ello es necesario que analices si te interesa obtener un mejor interés y vincularte en otros aspectos al banco o por el contrario obtener un interés más alto pero desvincularte en otros aspectos.
Considerar la dación en pago: actualmente ante la situación actual de crisis económica y el gran número de desahucios que se producen, ya son varias las entidades bancarias que incluyen la dación en pago.

Pedir la cantidad de hipoteca estrictamente necesaria: este aspecto es muy importe, ya que no debemos pedir más dinero del necesario para cubrir el precio del inmueble, ya que en muchas ocasiones los bancos también pueden ofrecernos más dinero del que necesitamos, y lo único a lo que nos pueden llevar es a un mayor endeudamiento y que en un futuro no podamos asumir.
Atentos a las cláusulas suelo: este se trata de un porcentaje mínimo de interés que se aplica a los pagos de las hipotecas. Aún hoy en día se siguen incluyendo en algunas hipotecas esta cláusula, por eso debemos tener cuidado.

Fijar un plazo razonable de amortización: en función de tus necesidades y de tus posibilidades es necesario que analices detenidamente un plazo de amortización que veas viable a tus circunstancias.
La comisión por amortización total: estas comisiones se pagan al liquidar una parte o de forma total el importe de la hipoteca. Por eso, antes de firmar debes negociar este aspecto con el banco, ya que en el momento que vayas a cancelar la hipoteca pueden cobrarte una comisión.

El peligro de los créditos rápidos

creditos_rapidos

 

Existen una gran proliferación de empresas que ofrecen préstamos rápidos, seguro que sabes a qué empresas nos referimos. Habitualmente funcionan más por internet, ya no se anuncian tanto en la televisión. Lo que ofrecen es dinero de forma rápida simplemente rellenando un cuestionario, o llamando por teléfono.

Pero ¿qué es exactamente un crédito rápido? Los préstamos rápidos suelen ser préstamos de cantidades bajas; de 50€ a 4000€. Que suelen ser bastante fáciles de conseguir y es posible recibir el dinero dentro de 24-48 horas de tu solicitud.

creditos_rapidos

Todo parece muy fácil y rápido y esto es lo que hace que este tipo de empresas tengan tanto éxito. Habitualmente no te piden documentación y es suficiente con no figurar en ninguna lista de morosos, tener algún comprobante de ingresos y firmar un contrato, tras lo cual recibirías una transferencia en tu cuenta.
En un reportaje publicado por el portal el confidencial, se analizan los costes de algunas de las principales empresas de préstamos rápidos, el modelo suele ser similar a las financieras más abusivas, el primer préstamo es gratuito, sin comisiones, pero los posteriores créditos pueden contar con intereses muy altos.

¿Es un negocio legal los créditos rápidos?
En España el préstamo entre particulares es legal, las empresas de crédito, no obstante, escapan a la supervisión del banco de España y de la comisión nacional del mercado de valores, al no ser sociedades que guarden relación directa con los mercados solo las pueden supervisar desde el ministerio de sanidad y consumo a través de la ley 22/2007 sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados al consumo.

Estos son algunos consejos antes de contratar un crédito rápido:
El plazo de devolución
Este se trata de uno de los aspectos más importantes, los plazos de devolución suelen ir de 1 a 45 días. Antes de contratar cualquiera de estos productos es plantearse si podrás devolver el dinero en el plazo elegido. Ajusta el plazo de devolución de una forma realista, cuanto más demores la devolución más intereses pagarás. Infórmate de las comisiones e intereses de demora al retrasarse en la devolución del dinero y el coste de ampliar el plazo solicitando una prórroga.

Importe del crédito
Ajústate siempre al máximo a la hora de solicitar la cantidad que necesitas y no pidas dinero extra, te será más fácil devolverlo y pagarás menos intereses. Desde 50 hasta 800 euros, puedes solicitar el dinero que necesites pero mejor pide lo justo o tendrás que devolver un importe demasiado elevado.

Que sean empresas solventes
En Internet existen cientos de páginas de créditos rápidos y préstamos personales, pero algunas de ellas no son más que reclamos para solicitar un crédito que nunca podrá devolverse, con lo que los intereses subirán por las nubes en un corto espacio de tiempo. Antes de contratar un producto de este tipo debes buscar opiniones sobre la empresa que te va a conceder dicho crédito y asegurarte de que sea solvente.