Cómo ahorrar dinero en tu hipoteca

ahorrar_dinero_hipoteca

 

Si estás pensando en comprar una casa este post te puede ayudar a definir lo que sería el préstamo hipotecario perfecto y poder ahorrar dinero.
Debemos tener en cuenta que el proceso de solicitar una hipoteca puede ser largo y laborioso, más aún si queremos que nos salga lo más económico posible y ahorrar, no debemos dejar ningún cabo suelto en el contrato de hipoteca.

ahorrar_dinero_hipoteca

Estos son algunos de los consejos básicos a la hora de formalizar una hipoteca para que no se nos escape ningún detalle y poder ahorrar todo lo posible:
El primer paso será utilizar un comparador de hipotecas
: para así conocer el resto de ofertas del mercado. También podemos pedir ayuda y consultar a familiares y amigos, o hablar antes con aquella entidad en la que seamos clientes para saber qué condiciones nos ofrecen.

Solicitar al banco la oferta vinculante unos días antes: es una buena forma de empezar el trámite del contrato de nuestra hipoteca, y resulta fundamental ya que así podremos revisar todas las condiciones y solicitar, si fuese necesario, las oportunas correcciones. Podremos leer detenidamente las escrituras de la hipoteca.  Y en el caso de que hablen de interés mínimo aplicable, avales o el diferencial es superior al 0.50%, entonces no son las condiciones más adecuadas y se estarían aprovechando.

Hacer una visita al director de nuestra sucursal: en el caso de que nos hayan puesto alguna de las cláusulas abusivas, le solicitaremos al director de la sucursal que mejore las condiciones o de lo contrario iremos a otra entidad bancaria.

Condiciones mínimas que se deben aceptar son: diferencial inferior al 0.50%, comisiones de cancelación 0%, sin interés mínimo aplicable, cuentas sin comisiones y que la entidad asuma todo o parte del coste del cambio de banco.

No presentar avales: es importante que no nos obliguen a firmar avales, ya que la vivienda en sí debería ser suficiente para responder por la deuda que se ha contraído al adquirirla.  Tampoco se debe hacer caso a si nos ofrecen planes de pensiones, seguros de protección de pagos, etc.

Los gastos de tasación y notaría: cuando se contrata una hipoteca, hay unos gastos inevitables, como el coste de la tasación y los gastos de notaría. Para ello debemos pedir a la entidad bancaria información sobre las empresas de tasación con las que trabaja para escoger la que ofrezca el mejor precio.

Las comisiones: al contratar una hipoteca, es fundamental analizar en profundidad las siguientes comisiones: comisión de apertura, comisión de cancelación y comisión de subrogación. Para así tener en cuenta los gastos que vamos a tener y en el caso de no estar de acuerdo negociar con el banco.

Razones por la que es mejor alquilar que comprar

alquiler_vivienda_comprar

 

Seguramente hayas escuchado más de una vez si vives de alquiler, que estás tirando el dinero, que con lo que estás pagando de alquiler estarías pagando una hipoteca, por ese alquiler, al cabo de 15 años podría ser nuestro si fuese la cuota de la hipoteca, alquilar no es invertir, es gastar. Estos suelen ser los argumentos de quienes prefieren destinar el dinero a comprar una casa que a alquilar.

Por lo tanto ¿qué es mejor comprar o alquilar una vivienda?
Hoy en día alquilar un piso es la opción más inteligente. Existe mucha vivienda en el mercado que no se vende y que han pasado a estar en alquiler. Y es que alquilar casa tiene muchas ventajas.

alquiler_vivienda_comprar

A continuación os damos algunas de las razones de por qué es mejor alquilar una vivienda que comprar:
Tener movilidad:
vivir de alquiler nos da libertad para cambiar de ciudad, de país, para aumentar familia, para conocer nuevos sitios en los que vivir, etc.

El alquiler tiene menos riesgo: si compramos una casa (con hipoteca) y nos quedamos sin empleo deberemos afrontar dos problemas: la falta de ingresos y la losa de una hipoteca sobre nuestras espaldas.
El alquiler no da preocupaciones: reparaciones, reuniones de propietarios, impuestos… todo para el propietario y no para el inquilino.

Contratar una hipoteca, supone atarse con el banco: nómina, seguro de hogar, seguro de vida, recibos, planes de pensiones, etc. Todo deberá estar en el nuevo banco. Además, tendrás que contratar productos que seguramente no necesites para que el banco te de la hipoteca.

Es más fácil negociar con nuestro casero una rebaja en el alquiler: que negociar con nuestro banquero una rebaja de la hipoteca.
Disponibilidad de dinero: vivir de alquiler representa una oportunidad de controlar con mayor precisión cuánto dinero hay que destinar a la vivienda.

No se requieren grandes ahorros: para acceder a una vivienda en alquiler no se requiere disponer de grandes ahorros ni de grandes cantidades iniciales de dinero. En el caso de compra se requiere afrontar una entrada.
El alquiler no lleva gastos implícitos: ya que mediante la compra de una vivienda debemos asumir los gastos derivados de abrir una hipoteca, de registrar la vivienda, de pagar las escrituras, de IVA y de otros impuestos.

Implica menos riesgo financiero que vivir en una casa en propiedad: una subida de tipos de interés o una caída en picado de los precios de la vivienda puede provocar una desestabilización en la economía del hogar que no ocurre cuando se vive de alquiler.