Ventajas de domiciliar la nómina en un banco

domiciliar_nómina

 

¿Tiene usted una nómina? Domicíliela con nosotros. ¿Cuántas veces habremos escuchado eso, verdad?
Conseguir que un cliente domicilie la nómina es uno de los objetivos más buscados por las entidades financieras españolas y para vencer en esta batalla despliegan todo su ingenio.

Ofrecer anticipos del sueldo a un tipo de interés del 0%, regalos tecnológicos como tabletas o televisores, eliminar las comisiones por las operaciones más usuales, como la de mantenimiento, transferencias o cheques, tarjetas de débito y crédito gratis, préstamos personales o para la compra de vivienda en condiciones preferentes, descuentos en recibos domiciliados… son algunos de los reclamos utilizados para seducir a los usuarios que perciban unos ingresos fijos, ya sea a través de nómina o pensión, superiores a una determinada cantidad que suele rondar los 600 euros.

 

domiciliar_nómina

 

Algunos bancos realizan sorteos periódicamente entre los titulares de su cuenta nómina, y no cobran comisiones por las operaciones más habituales como transferencias o el ingreso de cheques. Otras entidades han optado por la devolución de parte del importe de los recibos domiciliados o del consumo en gasolina.

Además de eliminar las comisiones en cuenta nómina y ofrecer tarjetas de débito y crédito gratis, hay entidades que ofertan la financiación de créditos personales e hipotecarios en condiciones ventajosas, mientras que otras adelantan el pago de los recibos con un límite del 50% del importe de la nómina y contar con un préstamo instantáneo de hasta cinco nóminas a devolver durante un año.

Ingresar dinero directamente a los clientes es otra estrategia que se está poniendo de moda. Un ejemplo se plantea a través de la posibilidad de atraer nuevos clientes a través de otros. Las entidades premian tanto a los padrinos como a los ahijados. Hay más ejemplos, entidades que exigen nóminas de más de 700 euros y que premian con hasta 75 euros al año en función del saldo medio de la cuenta, la utilización de las tarjetas y el número de recibos domiciliados; dan un anticipo de hasta tres nóminas a un interés del 0% y tienen préstamos en condiciones especiales para estos clientes.

Otros exigen un mínimo de 600 euros, y al menos dos recibos durante 24 meses, para después poder elegir entre una tarjetas regalo de un conocido centro comercial por valor de 100 euros, una tableta de 9 pulgadas o un televisor de 20 pulgadas.