Consejos para gastar menos en las compras diarias

ahorrar-compras-diarias

 

Si lo que estás pensando es en cómo reducir el presupuesto familiar o el dinero que se destina en tu hogar a las compras diarias, en este post te enseñaremos algún truco para poder conseguir tu objetivo.
Porque ahorrar en las compras diarias puede convertirse en un reto, ya que los precios actualmente en el ámbito de la alimentación han aumentado considerablemente.

Aprender a gastar menos se ha convertido en una tarea habitual en la mayoría de las familias de hoy en día. Ya que poder llegar a fin de mes y llenar la cesta de la compra es realmente complejo.
A veces puede resultarnos bastante complicado intentar evitar la compra de ciertos productos, ya que continuamente nos están bombardeando con publicidad con la intención de crearnos unas necesidades de consumo.
Ya sabemos que vivimos inmersos en una sociedad de consumo y quizás no somos realmente conscientes de lo que es estrictamente necesario para vivir y lo que no.

ahorrar-compras-diarias

A todos nos resulta bastante gratificante el hacer la compra y poder elegir entre un gran número de variedades de productos y de marcas, pero el comprar todo lo que se nos presenta por los ojos sin hacer una reflexión previamente de si es realmente necesario puede ser bastante peligroso para nuestro bolsillo.
Seguramente habrá una serie de gastos inexcusables, pero habrá muchos otros que puedes prescindir de ellos o puedes optar por otro producto mucho más económico.

Estos son algunos consejos que puedes seguir para ahorrar todo lo posible en las compras diarias.
Intenta evitar comprar los productos que puedas conseguir de forma gratuita, como puede ser: libros o revistas que seguramente puedes tomar prestados en las bibliotecas, las llamadas de teléfono a larga distancia, en este caso puedes utilizar Skype, etc.

Nunca te dejes llevar por la publicidad: el principal objetivo de las marcas es hacernos consumir más y por lo tanto gastar más dinero. Siempre puedes optar por las marcas blancas de muchos productos y conseguir prácticamente el mismo producto a un precio bastante inferior.

Buscar siempre promociones, ofertas y descuentos: es importante que no realicemos la compra de todos nuestros productos en el mismo establecimiento, debemos comparar las ofertas de varios comercios antes de comprar. Normalmente todos los comercios y grandes superficies sacan ofertas diarias de multitud de productos.

Crear una lista de la compra: resulta fundamental antes de ir a la compra diaria realizar una lista con los productos estrictamente necesarios, sino caeremos en la tentación de comprar otras cosas que no necesitamos.

Disminuir el gasto en transporte: este se trata de unos de los gastos diarios más importantes en la gran mayoría de las familias. Siempre puedes optar por algunos de los bonos transporte que se ofertan en la mayoría de las redes de transportes de las ciudades, ya sea el autobús, metro, etc.

Hábitos que te ayudarán a ahorrar mientras haces la compra

Hábitos_ahorrar_compras

 

Si estás pensando en reducir el gasto familiar y no puedes reducirlo por la hipoteca o el alquiler, sí que puedes plantearte gastar menos en comida con buenos hábitos a la hora de realizar la compra diaria.

Actualmente el 17% de las familias tienen problemas para llegar a fin de mes, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Pero ¿cómo hacer que la cesta de la compra nos resulte más económica? A continuación os damos una serie de consejos que se deben tener en cuenta para poder ahorrar en la cesta de la compra diaria:

Hábitos_ahorrar_compras

 

Utiliza los cupones descuento: los cupones descuento son una buena opción para reducir el gasto en la cesta de la compra diaria. La mayoría de los establecimientos ofrecen vales descuentos para determinados productos.

Realizar lista previa: tener claro de antemano los productos que necesitamos y ceñirnos a ellos. Si no lo realizamos de esta forma se puede gastar hasta un 40% más.
Comprar marcas blancas: podemos considerar comprar marcas blancas en alimentos envasados y productos de limpieza o aseo personal.

Comprar productos de temporada: preferentemente comprar los alimentos de la época que corresponda. Aunque normalmente se pueden encontrar casi cualquier producto durante todo el año, los están fuera de temporada son normalmente mucho más caros y en algunos casos pueden llegar incluso a triplicarse sus precios.

Comparar en diferentes establecimientos: pueden existir diferencias considerables por productos según el establecimiento, por lo tanto es recomendable comprar en más de un supermercado para aprovechar ofertas, en este caso el ahorro puede llegar al hast un 30%.

Fijarse en el precio por unidad: es importante fijarse en el precio por unidad si es que lo dan. De esta forma podrás saber lo que te sale más económico, independientemente del tamaño o forma del paquete.

Entender cómo funcionan las tiendas: es habitual que la organización de las tiendas esté diseñada para que pases frente a determinados productos que no necesitas y así te entre la tentación de comprarlos.

Pensar dos veces si de verdad necesitas los productos de oferta: normalmente en los extremos de cada pasillo del supermercado no ofrecen verdaderos ahorros, simplemente son ganchos para hacernos comprar productos a un precio mucho más caro de lo habitual.

Revisa los precios de los productos en los estantes más bajos: es importante comparar los diferentes productos a diferentes alturas en las estanterías de los supermercados, normalmente los que están al nivel de tu mirada, suelen ser más caros.

Intentar no comprar los productos que están al lado de la caja registradora: estos son los denominados productos gancho, ya que la mayoría salen bastante caros. Las galletas, chocolatinas, chicles, productos de aseo, siempre cuestan mucho más en paquetes o envases pequeños.

Olvídate del carrito: si la compra que vas a realizar no supera más de una decena de productos no muy pesados, evita llevar el carrito y opta por la cesta de mano o la bolsa de compras. Los grandes carros siempre te van a incentivar a llenarlos de más cosas.

Hacer la compra con la barriga llena: aunque puede parecer una tontería, está demostrado que si vas con hambre, acabarás comprando cosas para picar que no están en la lista que previamente te has preparado.

Cómo ahorrar dinero en comida

ahorrar_dinero_comida

 

Cada euro cuenta, y más aún en la época de crisis que estamos viviendo, poder ahorrar en nuestros gastos diarios es una opción a tener muy en cuenta. Sobre todo en lo que se refiere a los gastos de la cesta de la compra.
Poder ahorrar cada día en la cesta de la compra puede suponer una gran diferencia al final del mes.
Además una de las partidas más importantes del presupuesto familiar está destinada a la alimentación. Un dato importante a tener en cuenta según la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), un tercio de la comida producida en nuestro planeta acaba en la basura. Eso al año son unos 1.300 millones de toneladas.

ahorrar_dinero_comida

¿Cómo conseguir que la cesta de la compra resulte más económica?
A continuación exponemos algunos trucos o pautas para seguir y así poder ahorrar en nuestros gastos de la cesta de la comprar en el día a día:

Usa productos de temporada: habitualmente los productos de temporada suelen ser mucho más económicos que otros. Además si consumimos productos de temporada nos garantizamos de que serán mucho más frescos y sanos.

Utiliza los cupones de descuento: en tiempos de crisis, los cupones descuento son una opción para reducir el gasto en la cesta de la compra. También es importante estar atento a las ofertas.

Aprovecha las sobras: tener que tirar sobras es tener que tirar muchísimo dinero, porque al gasto del alimento también tenemos que sumarle el coste de su preparación. Por eso es buena idea conservar las obras para usarlas luego en otros platos o en otras comidas, otra opción también puede ser congelar lo que nos ha sobrado para consumirlo en otro momento.

Hacer la compra con el estómago lleno: en principio puedo parecer una tontería pero si vamos a comprar y no tenemos hambre podemos evitar mucho la compra compulsiva de productos gancho. Realmente no necesitamos muchos de los productos que compramos cuando vamos con hambre a realizar la compra, pero tenemos hambre en ese momento y las compramos para picotear.

Planificar los menús con antelación: algo muy importante para seguir un buen presupuesto es la planificación, de estar forma puedes ceñirte a unos gastos fijos mensuales planificando bien tus comidas diarias. De esta forma te aseguras de poder hacer unos menús ricos y variados y poder centrarte en el precio de cada comida.

Compara precios en distintos supermercados: no te cases con un sitio a la hora de comprar y compara las ofertas. Fíjate bien en las ofertas y aprovecha hasta el último céntimo.

Ahorrar con las marcas blancas

ahorrar_marcas_blancas

 

Si nuestro presupuesto a la hora de hacer la compra es ajustado, las marcas blancas pueden resultar uno de los mejores aliados para los consumidores. Más aún en los tiempos de crisis en los que vivimos, cada vez son más las familias que ven reducidos sus presupuestos a la hora de hacer la compra. Por eso las marcas blancas pueden suponer para muchos la única solución para conseguir llenar la nevera. Los supermercados que están al tanto de los hábitos de consumo, son cada vez más los que ofrecen más variedad de productos con marcas blancas, nos encontramos casi todos los productos de las grandes marcas.

Ya desde el año 1975 comenzaron a distribuirse los productos de las marcas blancas en los establecimientos habituales, para así conseguir una fidelización por parte de los clientes.
Hoy día su consumo es de lo más habitual, llegando incluso consumidores a preferir los productos de las marcas blancas antes que los de marca.
Estudios realizados por la OCU el año pasado revela que llenar el carro con marcas blancas puede suponer un ahorro de más de 3000 euros anuales. En muchos de los productos el ahorro puede suponer entre el 39% al 50%.

 

ahorrar_marcas_blancas

 

Otro dato importante a tener en cuenta es que estos productos de marcas blancas hoy día no sólo las podemos encontrar en alimentación, sino que se pueden encontrar en todos los ámbitos de nuestra vida.
En muchas ocasiones hemos oído hablar que si pagamos más por un producto de calidad, estamos pagando la marca, en muchas ocasiones resulta cierto.

Según la OCU: los productos mejor valorados de primeras marcas a la hora de realizar la compra son: los huevos, yogures, embutidos y precocinados; mientras que para productos como verduras congeladas, cafés, galletas, legumbres y otros, se consumen más marcas blancas.
Algo que hay tener presente es que tampoco se trata de comprar el producto más barato, sino de intentar ahorrar eligiendo un producto de una calidad razonable. Si que es verdad que existen marcas blancas que pueden ser de una baja calidad y muchas otras que son un auténtico descubrimiento. Para ellos debemos acostumbrarnos a leer las etiquetas del fabricante, ya que en muchas ocasiones productos de marca blanca están fabricados por los mismos que realizan productos de marca, lo que nos puede indicar que se trata de un producto muy similar y que apenas puede haber diferencia.

Como ya señalamos anteriormente, no solo podemos encontrarnos productos de marcas blancas en alimentación sino que también existen en ropa, material escolar, material de trabajo, herramientas, productos de limpieza y aseo, etc.
En cuanto a los medicamentos genéricos lo que debemos saber es que lo importante son los principios activos y su biodisponibilidad. Ya que aunque el nombre y su embase cambie son igualmente eficaces.
Como consideración final, añadir que muchos productos de marca aumentan su precio debido a costes de publicidad, asegurar ciertos estándares de calidad. Por eso lo que debemos hacer es ir probando los productos de marcas blancas hasta dar con las más adecuadas a cada familia o persona.