Cómo ahorrar en productos de limpieza

ahorrar_productos_limpieza

 

Los numerosos productos de limpieza elaborados de manera industrial y que utilizamos habitualmente pueden ser sustituidos fácilmente por otros productos de limpieza naturales y caseros, más baratos y mucho más saludables.
Lo único que necesitas es algunos ingredientes básicos y la voluntad de adquirir nuevos hábitos saludables para ti y los tuyos en la limpieza del hogar.

Si utilizas lo que ya tienes en casa como productos de limpieza ahorrarás dinero en la compra semanal.
Existen muchos productos caseros y que habitualmente podemos disponer de ellos en casa, a los que podemos darle un nuevo uso para limpiar superficies, y conseguir unos resultados increíbles.

ahorrar_productos_limpieza

Además este tipo de limpiadores resultarán siempre mucho más económicos, así como más ecológicos y menos agresivos. Además de ahorrar a la hora de limpiar, podrás colaborar en el mantenimiento del medio ambiente.

Cuesta creer que algunos de los mejores limpiadores domésticos sean ingredientes naturales; sin embargo, en cuanto hayas empleado vinagre para limpiar los cristales o bicarbonato sódico para las tazas manchadas, no tardarás en descubrir el valor de los productos naturales para limpiar.

Este tipo de productos naturales o caseros para limpiar los podemos encontrar en el supermercado, la droguería o la tienda de artículos de limpieza. Es importante que antes de nada te hagas con varios pulverizadores para aplicar los preparados caseros de limpieza.
Además debemos tener en cuenta que si tu hogar y tu ropa están limpios durarán más y tendrás que sustituirlo con menos frecuencia.

 A continuación te explicamos algunos productos caseros de limpieza y su uso:

El vinagre como limpiador de cristales, limpiador de cal, o como lavaplatos: una opción muy económica para preparar limpiacristales casero es usar vinagre blanco. También podemos utilizar el vinagre blanco para eliminar esas terribles marcas de cal que deja el agua en bañeras, inodoros, pilas y demás superficies. El vinagre también puede ser utilizado para fregar ollas y sartenes con suciedad acumulada.

Ambientador casero: también puedes elaborar también tu propio ambientador con muy pocos ingredientes. Únicamente necesitas añadir en un recipiente agua junto con dos cucharadas de bicarbonato y añadirle a continuación la esencia de la fragancia que más te guste.

Limpiadores naturales: podemos decir que existen tres productos estrella que te podrán ayudar en la limpieza de infinidad de superficies y conseguir unos resultados increíbles por un precio muy reducido. Estos tres productos son: el vinagre, el limón y el bicarbonato, tres limpiadores naturales que resultarán idóneos para acabar con cualquier tipo de suciedad.