Los diez trucos imprescindibles para ahorrar en estas navidades y disfrutar de ellas a bajo coste

los-diez-trucos-imprescindibles-para-ahorrar-en-estas-navidades-y-disfrutar-de-ellas-a-bajo-coste

Las navidades pueden convertirse en la época del año más divertida. Pero también, la alegría de estas fiestas se puede convertir en una pesadilla de deudas, gastos innecesarios y excesos que pueden perjudicar nuestra economía doméstica durante muchos meses. Para evitar caer en estos errores de fin de año podemos seguir diez útiles consejos para ahorrar y disfrutar de las navidades.

1. Usa una tarjeta de crédito con descuentos

Hay tarjetas de crédito que te aplican descuentos y devuelven un pequeño porcentaje de lo gastado en cada compra realizada. Además, es importante no financiar durante meses las compras ya que los tipos de interés en este tipo de financiación son muy altos. Lo ideal es que lo gastado con la tarjeta de crédito te lo carguen en tu cuenta en el mes siguiente, evitando tener que pagar intereses.

2. Compra en Internet

En las tiendas online podemos comparar precios y encontrar gangas. Usar comparadores de productos y agregadores de tiendas y ofertas online es la mejor forma de ahorrar sin moverse de casa.

3. No caigas en las modas

Las modas y últimas tendencias son caras y no garantizan el éxito en un regalo o celebración. Es más importante la originalidad, la calidad y la utilidad del regalo que si es lo último.

4. Reserva los viajes con dos meses de antelación

Las navidades son una época de frecuentes desplazamientos y viajes para compartir momentos entrañables con la familia y los amigos. Esto impulsa al alza los precios de los transportes y los viajes. Por ello, lo mejor es ser previsor y reservar y comprar los billetes con dos meses de antelación si nos es posible.

5. Utiliza las tarjetas de fidelización

Existen tarjetas que tienen descuentos interesantes. Por ejemplo, hay tarjetas de fidelización que al comprar gasolina aplican importantes descuentos en los supermercados. Es una buena forma de ahorrar especialmente en estas fiestas.

6. No compres más comida de la que vais a comer

Las compras compulsivas son típicas de estas fechas y especialmente en el supermercado. Es normal comprar más comida de la necesaria y lamentablemente esta comida a veces se estropea. Para ahorrar y ser responsable como consumidor es importante hacer una lista de la compra realista y no caer en compras compulsivas y no planificadas.

7. Planifica las compras

No realices compras en el último momento y no improvises qué vas a comprar. Para evitar esta situación que implica gastar más de lo necesario, lo mejor es sentarse, pensar y planificar las compras. Sabes exactamente qué comprar con antelación y tener una lista con las compras y regalos nos ayudará a ahorrar de forma importante.

8. Utiliza códigos de cupón

Los códigos de descuento son una buena opción para ahorrar, tanto si compras en tiendas físicas como si compras online.

9. Compra en Black Friday

Comprar parte de los regalos en las ofertas de Black Friday es una buena opción para ahorrar. En este caso es importante comparar los precios antes y durante el Black Friday ya que hay ofertas que no son tan atractivas como parecen.

10. Adelanta las compras

Durante las navidades suben los precios de la comida, juguetes y regalos en general. Adelantar al menos un mes las compras navideñas nos ahorrará mucho dinero. Comprar comida y congelarla es una buena solución para ahorrar, igual que comprar los regalos con antelación.

10 trucos para ahorrar gasolina y frenar los gastos de tu coche

El gasto en gasolina es uno de los principales agujeros en el bolsillo cuando utilizamos frecuentemente el coche o cuando realizamos un largo viaje en el mismo. Aunque la gasolina ha moderado su precio en comparación con otros años, este combustible es uno de los principales gastos en la economía familiar. La mejor manera de ahorrar en gasolina y frenar este gasto es cambiando el hábito de conducción. Sí, conduciendo de forma distinta podemos optimizar el consumo del combustible del coche. Con los siguientes diez trucos podremos poner límites al gasto y ahorrar gasolina y dinero.

1. Puesta en marcha y arranque. Arrancar el coche sin pisar el acelerador y empezar la marcha después del arranque es una buena práctica para ahorrar gasolina.

2. Primera marcha. Es de las que más consume, por lo que hay que usarla moderadamente y procurar siempre pasar rápidamente a la segunda marcha.

3. Aceleración. Es muy importante que la marcha se adecúe a la necesidad del motor. Esto hará un consumo óptimo del combustible.

4. Mejor las marchas largas que las cortas. Las marchas largas consumen menos combustible y hacen que el coche esté menos revolucionado.

5. Mantener una velocidad homogénea. Los frenazos, acelerones y unas velocidades que cambian bruscamente hacen que se dispare el consumo de combustible.

6. Frenar lentamente. Si se puede, lo recomendable es frenar despacio para que el coche se desacelere sin cambiar la marcha. En este caso es mejor primero levantar el pie del acelerador y un poco después frenar despacio y cambiar la marcha lo más tarde posible.

7. Detención del coche. Lo más recomendable es evitar cambiar la marcha y detener el coche de la forma menos brusca posible si las condiciones lo permiten.

8. Apagar el motor en paradas largas. Cuando el vehículo está parado durante un largo tiempo es mejor apagar el motor en vez de tenerlo encendido.

9. Ser previsor y anticiparse. La clave de la conducción es saber anticiparse a cualquier evento que pueda surgir para adaptar nuestro trayecto a todos los vehículos, peatones y situaciones que prevemos que pueden suceder en nuestro camino. Así, evitamos una conducción brusca que aumenta el consumo de gasolina.

10. Primero seguridad, luego eficiencia. Aunque la optimización del gasto de combustible es importante, no debemos olvidar que la prioridad es la seguridad vial. Por ello, no podemos anteponer el ahorro de gasolina a la seguridad del vehículo, sus ocupantes y el resto de vehículos y peatones a los que puede afectar nuestro coche.

10 consejos para llegar a fin de mes con datos en tu móvil y no quedarte desconectado

10-consejos-para-llegar-a-fin-de-mes-con-datos-en-tu-movil-y-no-quedarte-desconectado

El móvil se ha convertido en una extensión de nuestras manos. Es una herramienta para la comunicación y para el ocio. También tiene un gran uso profesional. Pero, sobre todo, en el móvil navegamos, escuchamos música, vemos vídeos y chateamos. Es más, el uso de las llamadas telefónicas en el móvil está en decadencia mientras que el uso de redes sociales y descarga de todo tipo de aplicaciones ocupan el primer lugar. La primera consecuencia de estos nuevos hábitos es el alto consumo de datos al que sometemos a nuestro servicio de telefonía móvil. Por ello es común que antes de que finalice el mes hayamos consumido nuestro paquete de datos. Esto implica que una vez consumidos los datos, la navegación web en el móvil se hace prácticamente inviable por su lentitud.

Para no quedarse desconectado a fin de mes con los datos de móvil hay una serie de consejos de gran ayuda:

1. La compresión de los datos. Comprimir imágenes y otros archivos es una solución para reducir los datos que gastan. Aplicaciones como Onavo Extend permiten funcionar en segundo plano cuando usas datos móviles para buscar la forma de ahorrar. Además, la app Onavo se desactiva automáticamente cuando te conectas a una red Wi-Fi.

2. Analizar las apps que usamos y lo que consumen. Aplicaciones como la de Facebook tienen un alto consumo de datos. Por lo tanto, es necesario plantearse borrar aplicaciones como Facebook que consumen muchos datos.

3. Uso del streaming de música. Cuando se almacena música y en el móvil no hay más capacidad, en aplicaciones como Spotify se hace uso del streaming. Esto sin duda impacta en un mayor consumo de datos. La solución en este caso concreto es configurar las distintas opciones que ofrece Spotify para hacer uso del streaming, escogiendo la que evita que las canciones se bajen usando los datos del móvil.

4. Actualización de las aplicaciones móviles. Actualizar las apps es uno de los procesos que más datos consumen. Por ello la recomendación es que cuando llegue el momento de actualizarlas se use el Wi-Fi en vez de la conexión a los datos del móvil.

5. Elegir un navegador que consuma menos. Los navegadores más populares como Chrome tienen un alto consumo de datos en el móvil. Una solución es usar otro tipo de navegadores que consuman menos. Una buena alternativa es el navegador Ópera para móvil. Este navegador es muy antiguo, pero ha acertado a la hora de actualizarse en su adaptación a dispositivos móviles. Ópera es un navegador rápido, seguro y de fácil uso. Pero la principal característica es que ahorra hasta un 90% en tu plan de datos móviles.

6. Bloquear la publicidad. Usar un adblock en el móvil ayuda a que no se descargue publicidad y por lo tanto evita consumir más datos. Esto es útil si no tenemos mucho interés en la publicidad en el móvil.

7. No usar el segundo plano. El mayor consumo de datos se da cuando tenemos muchas aplicaciones abiertas en segundo plano. La ventaja es que se cargan más rápido, pero ello conlleva un alto consumo de datos.

8. Analizar las aplicaciones de fotos. Aquellas apps como Instagram que se basan en fotos consumen muchos datos. Igual que en el caso de Facebook, es necesario valorar su uso si tenemos problemas en el consumo de datos.

9. Optimizar la gestión de las aplicaciones. Desde el móvil se puede gestionar que determinadas aplicaciones solo tengan acceso por Wi-Fi, con lo que podemos mejorar mucho el consumo de datos.

10. Analizar y priorizar todas las aplicaciones. Las aplicaciones que no usemos es mejor borrarlas, y de las que usemos hay que analizarlas para ver si realmente nos compensa su uso en relación al consumo que tengan de datos.

Los 10 consejos que toda familia tiene que conocer para ahorrar en comida y no pasar hambre

los-10-consejos-que-toda-familia-tiene-que-conocer-para-ahorrar-en-comida-y-no-pasar-hambre

 

La alimentación es un apartado clave en la economía familiar. Por una parte, la dieta forma parte del eje de la vida sana y la salud de toda la familia. Por la otra, el gasto en comida es significativo dentro del presupuesto mensual. Ahorrar en comida y no pasar hambre es posible si seguimos una serie de consejos:

 

  1. A la hora de comprar no vayas con hambre al supermercado. Cuando compramos con mucho apetito es muy fácil gastar más allá de nuestro listado inicial. Los supermercados intentan que compremos cosas que no necesitamos y nos invitan a gastar en los alimentos más caros y no necesariamente mejores ni más saludables. Por ello, tenemos que ir al supermercado sin hambre y con un listado cerrado.

 

  1. Comprar alimentos de temporada es clave para contar con comida fresca y a buen precio. Sobre todo, frutas, verduras y los productos más frescos son los más recomendables de comprar cuando toca su temporada. Esto implica que diseñemos nuestra dieta y los menús de la semana en función de la época del año en la que estemos.

 

  1. Aprovechar ofertas para comprar para varios meses para productos no perecederos. Especialmente alimentos con larga duración como congelados, envasados y productos que no caducan. Comprar al por mayor en tiendas especializadas también es interesante para aquellos productos no perecederos.

 

  1. Reducir el consumo de carne. La carne, además de tener precios altos, no es muy saludable si su consumo es alto. Es importante incluir en la dieta carne de ave y especialmente de pavo, mientras se reduce drásticamente el consumo de carnes rojas. El menor consumo de carne se notará en nuestro bolsillo.

 

  1. Reducir el consumo de azúcar. Todos aquellos productos con alto contenido en azúcar tienen que ser prácticamente eliminados de nuestra dieta. Esto supondrá un importante ahorro, pero también una dieta más saludable. Dejar de comprar galletas, bollería, pastelería, bebidas azucaradas, refrescos, zumos envasados (mejor los zumos naturales a partir de frutas de temporada), chocolate, helados y dulces tendrá un beneficio muy importante para nuestro presupuesto familiar.

 

  1. Aprovechar ofertas de productos con caducidad para congelar. Cuando haya ofertas de productos perecederos es muy bueno comprar en grandes cantidades. Como su tiempo de caducidad es limitado, lo mejor es cocinarlos y luego congelarlos. Así nos durará varias semanas y habremos ahorrado de forma importante.

 

  1. No comprar comida precocinada. Es más barato y saludable cocinarlo uno mismo que comprar comida precocinada. De cara a ahorrar tiempo y dinero, lo mejor es cocinar mucha comida y luego congelarla. A medida que vayamos consumiendo la comida vamos descongelando la misma.

 

  1. A la hora de comprar compara el precio por unidad y no el precio final. Un truco típico de supermercado es poner como oferta un producto con un precio bajo, pero en realidad el precio por unidad de medida es mucho mayor que otros productos iguales que están en venta. La referencia de medida es clave para saber si compramos más barato o más caro.

 

  1. Valora la posibilidad de comprar marcas blancas cuando la relación calidad precio sea buena. Hay oportunidades en marcas blancas de alimentación. Los supermercados y grandes superficies tienen a veces productos de alimentación con su marca a muy buen precio y que sus fabricantes son marcas muy reconocidas por su calidad. En estos casos es interesante ahorrar dinero comprando calidad a muy buen precio.

 

  1. Usa cupones de descuento y tarjetas de descuentos. A veces es útil para ahorrar tener tarjetas de descuento y usar cupones de descuento. Por ejemplo, hay tarjetas de descuento que usamos en gasolineras y que nos dan puntos de descuento para el supermercado. En el caso de que usemos con frecuencia el coche, podemos reducir un poco la factura mensual de compra de comida.

Los 5 propósitos de ahorro en tu vuelta de vacaciones

los-5-propositos-de-ahorro-en-tu-vuelta-de-vacaciones

El periodo estival es una época del año marcada por el buen tiempo, el descanso, el ocio al aire libre y sobre todo por las vacaciones. Muchas familias están ahorrando todo el año para poder disfrutar de unas vacaciones lejos del día a día y dándose pequeños caprichos. Los gastos en vacaciones se disparan, y en algunas ocasiones esos gastos están financiados con lo que habrá que pagarlos en los meses siguientes.

La vuelta de las vacaciones es un muy buen momento para iniciar la vuelta al trabajo (y la vuelta al cole para los más pequeños) con una serie de nuevos y renovados propósitos de ahorro. Es muy positivo plantearse qué podemos hacer y cambiar en nuestros hábitos diarios para conseguir ahorrar. No olvidemos que, si podemos ahorrar más, nuestra economía familiar nos dará más tranquilidad y también nos permitirá poder disfrutar más y mejor de las próximas vacaciones.

1. Controla y planifica el presupuesto mensual: El primer paso para ahorrar es saber cuánto gastamos al mes. Si los gastos mensuales son superiores a los ingresos mensuales entonces estamos ante una grave situación y tenemos que tomar decisiones drásticas a corto plazo. Para ahorrar tenemos que tener identificados todos los gastos para poder analizar qué gastos son importantes y cuáles no lo son. El control de los gastos mensuales se puede hacer con una hoja de cálculo en el ordenador o con alguna de las distintas aplicaciones móviles que están surgiendo.

2. Ahorra en comida: Las principales claves para ahorrar en la compra de comida son aprovechar los alimentos de temporada, no tirar la comida y programar con antelación los menús diarios y la lista de la compra. La planificación de los alimentos que vamos a comer cada día y cada semana nos ayudará a mejorar la organización evitando la improvisación y el aumento de gastos innecesarios. Además, esta programación nos ayudará a aprovechar y combinar distintos platos. Medir bien las raciones de cada comida para evitar que sobre y tener que tirarla también es importante para ahorrar. Respecto a comprar productos de temporada, es una buena y saludable forma de ahorrar.

3. Ahorra en tu coche: Después de las vacaciones es recomendable revisar el coche en el taller si has recorrido muchos kilómetros. De esta forma evitaremos sorpresas ante posibles averías que se puedan agravar por no detectarlas a tiempo. Para ahorrar en los gastos del coche es fundamental cambiar la mentalidad y los hábitos. En primer lugar, es necesario plantearse si es viable usar más el transporte público, tanto en nuestros desplazamientos de trabajo como de ocio. También influye la forma de conducir para evitar aumentar el consumo de combustible. Por ejemplo, el exceso de velocidad o la conducción agresiva aumenta el consumo de gasolina. Repostar en gasolineras baratas y que tengan asociados cupones de descuento en supermercados es otra vía para ahorrar en el uso del coche.

4. Revisa los contratos y gastos de los suministros: A veces no somos conscientes de que estamos pagando de más o incluso que pagamos por servicios que no usamos. Por ello es muy útil de cara a ahorrar eficazmente revisar los contratos de los suministros que tenemos contratados, así como sus facturas. Los gastos de electricidad, agua, gas, conexión a Internet, telefonía… pueden ser reducidos. Actualmente hay continuas ofertas y promociones en gran parte de los suministros. Además, podemos encontrarnos con la sorpresa de que el nivel de servicio que tenemos contratado es muy superior al que realmente necesitamos, por lo que podemos rebajar la factura sensiblemente con un nivel inferior de servicio.

5. Usa la economía colaborativa: Compartir coche, alquilar coches entre particulares, usar alojamientos particulares para viajes, participar en portales y plataformas de trueque, pedir préstamos entre particulares, compartir taxi, … Existen cada vez más empresas con aplicaciones móviles y con plataformas digitales que facilitan el contacto entre particulares para poder obtener importantes ahorros en distintos tipos de servicios. La economía colaborativa funciona cada vez mejor y es muy eficiente para conseguir ahorrar

Cómo disfrutar de las vacaciones sin que tus deudas vuelen sin control

Cómo disfrutar de las vacaciones sin que tus deudas vuelen sin control

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, se define deuda como “Obligación que alguien tiene de pagar, satisfacer o reintegrar a otra persona algo, por lo común dinero.” Las deudas pueden ser un lastre en nuestra economía familiar. Tenemos que evitar a toda costa endeudarnos. Las vacaciones son un periodo que favorece las deudas, al perder el control de los gastos en un ambiente de relax y desconexión del día a día. “El síndrome de la VISA” por el cual gastamos inconscientemente con nuestra tarjeta de crédito teniendo una sensación de falsa riqueza, puede ser el principal ingrediente para arruinarnos con las vacaciones.

Se puede disfrutar de las vacaciones sin tener que exprimir la tarjeta de crédito y evitando que las deudas vuelen sin control. Para disfrutar las vacaciones sin deudas necesitamos primero aprender a usar la tarjeta y también aprender a no usarla. Algunos consejos para evitar las deudas en nuestras vacaciones son:

  • Analiza todas las tarjetas que tengas y anula aquellas que tengan un alto tipo de interés. Además, aquellas tarjetas con cuotas de mantenimiento altas no son recomendables. Es mejor anular todas aquellas tarjetas que tengamos con cuotas altas de mantenimiento y con altos tipos de interés.

  • Evita usar aquellas tarjetas que te permiten financiar tus compras durante varios meses. Usa solo aquellas tarjetas que no incentivan la financiación de las compras, ya que al final quien siempre gana es el banco o la financiera que emitió la tarjeta. Y quien siempre pierde eres tú pagando más intereses de los necesarios.

  • Controla diariamente los gastos de la tarjeta. Ahora, la mayoría de los bancos tienen su aplicación móvil donde puedes consultar desde tu móvil todos tus movimientos bancarios de forma cómoda. Consulta con frecuencia durante tu viaje los cargos que estás realizando en tu tarjeta para evitar cargos indebidos y ser consciente de todos los gastos que estás realizando con ella.

  • Utiliza tarjetas que te dan puntos en compra de viajes, ya que es una forma de obtener indirectamente descuentos. Eso sí, usa la tarjeta para compras que no requieran la financiación de las mismas, para evitar pagar intereses innecesarios que no compensan los puntos recibidos por esas compras.

  • Utiliza tarjetas que incluyen un seguro de viaje en la compra de vuelos de avión. Estos seguros son muy útiles y te ahorran tener que gastar en la compra de un seguro de viaje.

  • Evita realizar pequeños pagos con tarjeta. Lo más recomendable es pagar en efectivo, porque nos facilita una mejor gestión de nuestro dinero y un mayor control del mismo.

  • Si estás de vacaciones en el extranjero es mejor pagar con tarjeta que sacar dinero del cajero. En este caso, sí es muy útil la tarjeta. Es recomendable usar tarjetas de débito y no de crédito para pagar, con lo que evitamos sorpresas en el caso de que nos roben o clonen la tarjeta.

  • Para evitar robos, establece un límite diario de extracción de dinero del cajero.

  • Evita financiar las vacaciones con un préstamo o con la tarjeta crédito. Es más fácil y económico planificar las vacaciones con tiempo y buscar vuelos baratos, hoteles baratos y cupones de descuentos, que pagar altos intereses de un préstamo.

  • Lleva siempre dinero en efectivo en el bolsillo, y evita utilizar pagar con tarjeta. En las vacaciones siempre es recomendable guardar parte del dinero en distintas maletas y bolsos, y llevar todos los días el dinero justo para los gastos de ese día. Así, controlarás mejor los gastos y no te endeudarás.

Con estos consejos tendrás unas mejores vacaciones, disfrutarás mejor de tus viajes y huirás de las deudas que pueden amargarte la vuelta de las vacaciones.

10 consejos para viajar barato a cuerpo de rey

10 consejos para viajar barato a cuerpo de rey

Viajar y disfrutar de unas buenas vacaciones no tiene por qué ser caro. Se puede viajar barato a cuerpo de rey sin que nuestros bolsillos tengan que sufrir. Estos diez consejos para viajar barato a cuerpo de rey te ayudarán a planificar tus vacaciones:

  1. Haz una lista con todos los posibles gastos de tu viaje. Es importante antes de empezar el viaje hacer un presupuesto de lo que vas a gastar. Este presupuesto tiene que ser lo más realista posible para evitar sorpresas. Esta planificación de gastos incluye los desplazamientos, transportes, comidas, entradas a museos, parques y lugares de interés, hoteles y alojamiento, y también los regalos y algunos recuerdos que podamos comprar.
  1. Aprovéchate de la economía colaborativa. Cada vez más se usan en los viajes aplicaciones móviles y portales de Internet que ayudan a abaratarlos mucho. Compartir coche, usar aplicaciones alternativas al taxi, reservar pisos turísticos, … pueden abaratar de forma muy importante el viaje sin tener que renunciar a la comodidad y a algunos lujos. De hecho, en portales de alquileres vacaciones puedes encontrar viviendas de lujo a precios muy asequibles.
  1. Usa los cupones de descuento. A la hora de comer y cenar puedes encontrar ofertas y descuentos en portales de cupones de descuentos en Internet para conocer nuevos restaurantes y probar comidas exóticas a muy buen precio.
  1. Compra las entradas con anticipación. Si tienes previsto visitar algún museo, parque de atracciones o lugar turístico que requiera comprar una entrada intenta comprarla con tiempo de antelación. En primer lugar, esto te garantiza que evitarás colas e incluso en algunas ocasiones te asegurarás de que podrás acceder al lugar si hubiese límite de visitantes. En segundo lugar, algunas veces hay descuentos por comprar con antelación, como puede ocurrir en zoológicos o parques de atracciones. Además, también es importante revisar los precios de los distintos días, ya que a veces los precios son más caros en fines de semana que durante la semana.
  1. Compra la comida en supermercados. Además de poder usar cupones de descuento, algunos días de tus vacaciones puedes comprar comida en los supermercados para luego comer en tu hotel o apartamento. Esto rebajará tus gastos y podrás también comer a tu gusto y darte algún capricho que te saldrá mucho más barato que si comes en un restaurante.
  2. Contrata excursiones organizadas. Si tienes interés en conocer algún monumento, parque natural o lugar turístico con mucha riqueza cultural, suele ser interesante contratar una excursión organizada para grupos. Las ventajas que tiene es que podrás conocer de la mano de un guía profesional todos los detalles de la visita y además, el transporte te saldrá más barato.
  1. Evita pagar con tarjeta. Cuando se paga con tarjeta a veces no se es muy consciente de los gastos en ese momento. Por eso, es más recomendable pagar en efectivo ya que es más fácil controlar los gastos.
  1. Contrata vuelos con escalas. Es mucho más barato volar haciendo escalas que los vuelos directos. Comprar vuelos con escalas supone un ahorro muy significativo.
  1. Planifica bien los desayunos. Los desayunos pueden encarecer mucho los gastos. Si te alojas en un hotel puede ser interesante contratar el alojamiento con desayuno, porque los desayunos en cafeterías en zonas turísticas no suelen ser baratos. Si estás en un apartamento lo ideal es comprar el desayuno en el supermercado. En cualquier caso, para ahorrar es necesario planificar bien los desayunos y evitar desayunar en cafeterías.
  1. Elige un sitio céntrico para alojarte. A veces podemos encontrar hoteles muy baratos pero que están muy lejos de la zona que queremos visitar. Al final, el tiempo y dinero que nos gastamos en transporte todos los días puede ser importante. También hay que tener en cuenta que por la noche no hay transporte público, por lo que para las escapadas nocturnas tendríamos que usar un taxi para volver a dormir, lo que dispararía los gastos del viaje. Buscar con bastante antelación al viaje un hotel o apartamento barato en una zona céntrica nos ahorrará gastos y tiempo en transportes.

Estos diez consejos nos permitirán disfrutar de unas buenas vacaciones y viajar barato a cuerpo de rey. Es cuestión de planificación, organización y buscar con antelación para poder tener un viaje de cine sin renunciar a la comodidad y al descanso, pero ahorrando dinero sin tener que pagar más de lo necesario.

Consejos para ahorrar tiempo en la mañana

¿Te cuesta horrores levantarte?, ¿andas siempre a la carrera? ¿Crees que no te da tiempo a llegar temprano a tus citas? Hoy te proponemos una serie de sencillos consejos para que ahorres tiempo en la mañana. Esperamos que te sirvan de utilidad y que, gracias a ellos, nunca se te eche el reloj encima.

Planifica tu día con antelación
Elaborar una lista con las tareas que tienes que realizar al día siguiente puede permitirte dormir mejor y más descansado. Apunta en un papel o repasa mentalmente los eventos y compromisos que tienes pendientes. Otro consejo eficaz es que dejes elegida la ropa que te vas a poner antes de irte a la cama. Te permitirá quitarte preocupaciones innecesarias y organizar mejor tu tiempo.

Dúchate antes de acostarte
Ducharse es una de las actividades rutinarias que más tiempo conllevan. Sobre todo, si es frecuente que se te peguen las sábanas o tengas mucha prisa. Por ello, te proponemos que te duches antes de acostarte. Te irás limpio y descansado a la cama sin necesidad de privarte de unos minutos más de sueño en la mañana.

Deja el café preparado
Si eres de los que sólo se despiertan con el sabor de una taza de café, quizá sea mejor que lo dejes preparado la noche antes, de esta manera, sólo tendrás que calentarlo y podrás dedicar esos minutos que te ahorras a otros menesteres. Si, en cambio, eres un sibarita y no quieres renunciar al café recién hecho, puedes dejar la cafetera preparada con el agua y la mezcla molida, para que sólo tengas que encender el fuego.

El agua te ayuda a espabilarte
Si, pese a tomarte un buen tazón de café, sigues con sueño, una buena opción es tomarte un buen vaso de agua fría. Tu metabolismo te lo agradecerá y servirá para activar esas energías que necesitas para empezar el día con buen pie.

La luz es el mejor despertador
Cuando despiertes, sube hasta arriba las persianas de tu cuarto. Si no hace mucho frío, también puedes abrir las ventanas. De esta manera, tu cerebro se desperezará con mayor facilidad.

Reserva un espacio para los objetos importantes
¿Cuánto tiempo perdemos en encontrar las llaves o el móvil en esos días que parecen empezar torcidos? Busca un espacio visible y práctico donde guardar las llaves, el móvil, la agenda o aquellos objetos que necesitas en tu vida cotidiana. Teniendo controlados estos objetos evitarás pérdidas de tiempo inoportunas y te organizarás mucho mejor.

Define horarios y rutinas
Calcula cuánto tiempo te lleva llegar desde tu casa al trabajo. Planifica tus desayunos y tus momentos de higiene personal en la mañana. Sabiendo el tiempo que consumes en estas tareas podrás adaptarte mejor a tu día a día, sin necesidad de andar a la carrera por haber perdido unos minutos de más.

Desconéctate antes de acostarte
Un mal habitual en los últimos años es la necesidad imperiosa de estar todo el día conectado al teléfono o al ordenador. Esto puede producir que tu descanso nocturno se vea afectado, con el consecuente insomnio o mal despertar al día siguiente. Por eso, a la hora de acostarte, desconecta todos tus dispositivos y reserva unos minutos de calma. Te servirán para planificar las tareas que tienes que hacer y descansarás mucho más relajado.

Si sigues estos sencillos pasos, podrás ahorrar una sensible cantidad de tiempo por la mañana y tu cuerpo notará las ventajas de organizarse de una manera más práctica. Si a estos consejos le sumas una dieta equilibrada y la práctica de algún ejercicio físico, tu calidad de vida también mejorará notablemente.

Ideas para ahorrar espacio

¿Te ves rodeado de trastos? ¿En tu casa no cabe un alfiler? Desde aquí te proponemos una serie de consejos para que optimices todos aquellos rincones de tu casa que piensas que están infrautilizados:

Aprovecha los huecos de debajo de las escaleras para habilitar una estantería
Si tienes un montón de libros y unas escaleras en tu casa, no hay mejor combinación posible. Para fabricar tu estantería puedes utilizar materiales reciclados como palés o listones de madera.

También debajo de tu cama
El hueco que deja la cama entre el suelo y el somier es un espacio con muchas posibilidades. Puedes aprovechar este espacio para guardar la ropa de invierno, toallas, sábanas y todo lo que se te ocurra. Eso sí, para que no se te llene todo de ácaros, te recomendamos que te compres unos compartimentos de plástico con ruedas, que puedes encontrar en cualquier tienda de menaje o bazar.

Literas para los pequeños de la casa
¿Tienes familia numerosa? Quizás unas literas resuelvan los problemas de espacio en la habitación de los peques. También es una buena opción si vives solo en un pequeño apartamento. El espacio de abajo se puede usar como escritorio o zona de trabajo.

Guarda la cama en un armario
Si no te gustan las literas y tampoco te sobra espacio, puedes hacerte con una cama desmontable y guardarla en un armario. Si, en cambio, tu apartamento sólo dispone de una pieza, puedes hacerte con un sofá-cama.

Busca espacios también en tu cocina
La cocina es una de las estancias más importantes de la casa. Por ello, deberías pensar en cómo optimizar cada espacio sin restarle utilidad y funcionalidad. Una puerta corredera ahorraría un espacio considerable. También conviene que la parte de arriba del microondas quede libre para que no se deteriore. Si usas gas ciudad, gas butano o gas natural, has de tener cuidado con no tapar los respiraderos de seguridad que comunican con el exterior de tu casa.

Las puertas pueden ser tus grandes aliadas
Una buena manera de conseguir espacio para colgar tus abrigos es colocar percheros en la cara de la puerta que da al interior de una habitación. También pueden servir para colgar una corchera en la que dejes tus notas.

En el baño también se puede ahorrar espacio
Otro espacio importante de nuestro hogar es el baño. Cada vez son más las personas que cambian su bañera tradicional por un plato de ducha. Esta segunda opción permite una funcionalidad y un ahorro considerable del espacio. El sitio que queda debajo del lavabo es un lugar ideal para guardar los productos de limpieza o las toallas para los invitados. Los espejos con armario incorporado también sirven para guardar medicamentos, papel higiénico, cosméticos…

Consejos para aprovechar los cupones de descuento

¿Aprovechas todas las ofertas que llegan a tus oídos?, ¿Estás siempre pendiente de las últimas promociones? Pues bienvenido al maravilloso mundo de los cupones de descuento. A continuación, detallaremos una serie de pautas para convertirte en todo un experto en chollos. Once millones de españoles ya disfrutan de las ventajas de los cupones de descuento.

Inicia la búsqueda
Podemos empezar fijándonos en los periódicos. Los principales diarios suelen ofertar con sus ejemplares productos y servicios de todo tipo, sobre todo los domingos. También son útiles las redes sociales para encontrar cupones descuento. Cada vez más negocios y comercios sortean o regalan sus productos vía Facebook o Twitter. Una manera muy eficaz de que se den a conocer y, al mismo tiempo, tú te ahorres un dinero.

Haz una lista
Piensa en aquellas cosas que más sueles utilizar en tu vida cotidiana. La barra de pan, la pasta de dientes, el champú… todas estas cosas pueden llegar a tus manos mediante un cupón descuento. Haz una lista con todo aquello que sueles usar y, a continuación, rastrea la red buscando promociones que te puedan servir. No sirve de nada si obtienes un producto que luego no vas a utilizar. Así que sé práctico.

Fíjate en la fecha de vencimiento
Los cupones de descuento tienen una validez determinada. Por ello, es necesario que te fijes en la fecha de vencimiento que te indicará el papel. De esta manera, la promoción no te caducará y podrás disfrutar del producto ofertado.

También has de fijarte en si los cupones son acumulables o no. En el caso de que no lo sean, puedes regalar alguno a tus amigos.

Hazte socio de tu supermercado habitual
La mayoría de supermercados en España disponen de un club de clientes que oferta numerosos descuentos al ir a comprar. Sólo tienes que preguntarle a cualquier empleado del súper cómo hacerse socio. Tras rellenar un formulario, se te expedirá una tarjeta de fidelidad que entregarás en cada compra que hagas, lo que te dará derecho a recibir descuentos y a entrar en sorteos, además de ahorrarte una cifra considerable a fin de mes.

Usa tu Smartphone
En la actualidad, hay un sinfín de aplicaciones de lo más variado que te permitirán enterarte el primero de todos los descuentos y promociones.

Entérate de qué empresa oferta el cupón
Si vas a adquirir cupones de descuento por internet, has de asegurarte de que la empresa que los expide es de confianza. El comercio digital puede dar pie a ciertos engaños y estafas. Asegúrate de que los cupones tienen validez legal y de que el ofertante no actúa con intereses fraudulentos.

Consulta SIEMPRE las condiciones de compra
Para no llevarse un chasco y que te digan que no puedes canjear tu cupón, infórmate bien sobre las condiciones de compra. Si en el propio cupón no especifica nada, pregunta a la empresa que los oferta.

Conserva tu cupón en perfectas condiciones
Algunos establecimientos pueden no dar por válido tu cupón si lo llevas arrugado o estropeado. Para evitar esto, hazte con un sobre donde guardar todos los cupones que vayas acumulando o, mejor, usa un archivador donde puedas apuntar sus fechas de validez. De esta manera, tendrás clasificados y ordenados todos tus vales para que puedas utilizarlos con mayor comodidad.