10 consejos para llegar a fin de mes con datos en tu móvil y no quedarte desconectado

10-consejos-para-llegar-a-fin-de-mes-con-datos-en-tu-movil-y-no-quedarte-desconectado

El móvil se ha convertido en una extensión de nuestras manos. Es una herramienta para la comunicación y para el ocio. También tiene un gran uso profesional. Pero, sobre todo, en el móvil navegamos, escuchamos música, vemos vídeos y chateamos. Es más, el uso de las llamadas telefónicas en el móvil está en decadencia mientras que el uso de redes sociales y descarga de todo tipo de aplicaciones ocupan el primer lugar. La primera consecuencia de estos nuevos hábitos es el alto consumo de datos al que sometemos a nuestro servicio de telefonía móvil. Por ello es común que antes de que finalice el mes hayamos consumido nuestro paquete de datos. Esto implica que una vez consumidos los datos, la navegación web en el móvil se hace prácticamente inviable por su lentitud.

Para no quedarse desconectado a fin de mes con los datos de móvil hay una serie de consejos de gran ayuda:

1. La compresión de los datos. Comprimir imágenes y otros archivos es una solución para reducir los datos que gastan. Aplicaciones como Onavo Extend permiten funcionar en segundo plano cuando usas datos móviles para buscar la forma de ahorrar. Además, la app Onavo se desactiva automáticamente cuando te conectas a una red Wi-Fi.

2. Analizar las apps que usamos y lo que consumen. Aplicaciones como la de Facebook tienen un alto consumo de datos. Por lo tanto, es necesario plantearse borrar aplicaciones como Facebook que consumen muchos datos.

3. Uso del streaming de música. Cuando se almacena música y en el móvil no hay más capacidad, en aplicaciones como Spotify se hace uso del streaming. Esto sin duda impacta en un mayor consumo de datos. La solución en este caso concreto es configurar las distintas opciones que ofrece Spotify para hacer uso del streaming, escogiendo la que evita que las canciones se bajen usando los datos del móvil.

4. Actualización de las aplicaciones móviles. Actualizar las apps es uno de los procesos que más datos consumen. Por ello la recomendación es que cuando llegue el momento de actualizarlas se use el Wi-Fi en vez de la conexión a los datos del móvil.

5. Elegir un navegador que consuma menos. Los navegadores más populares como Chrome tienen un alto consumo de datos en el móvil. Una solución es usar otro tipo de navegadores que consuman menos. Una buena alternativa es el navegador Ópera para móvil. Este navegador es muy antiguo, pero ha acertado a la hora de actualizarse en su adaptación a dispositivos móviles. Ópera es un navegador rápido, seguro y de fácil uso. Pero la principal característica es que ahorra hasta un 90% en tu plan de datos móviles.

6. Bloquear la publicidad. Usar un adblock en el móvil ayuda a que no se descargue publicidad y por lo tanto evita consumir más datos. Esto es útil si no tenemos mucho interés en la publicidad en el móvil.

7. No usar el segundo plano. El mayor consumo de datos se da cuando tenemos muchas aplicaciones abiertas en segundo plano. La ventaja es que se cargan más rápido, pero ello conlleva un alto consumo de datos.

8. Analizar las aplicaciones de fotos. Aquellas apps como Instagram que se basan en fotos consumen muchos datos. Igual que en el caso de Facebook, es necesario valorar su uso si tenemos problemas en el consumo de datos.

9. Optimizar la gestión de las aplicaciones. Desde el móvil se puede gestionar que determinadas aplicaciones solo tengan acceso por Wi-Fi, con lo que podemos mejorar mucho el consumo de datos.

10. Analizar y priorizar todas las aplicaciones. Las aplicaciones que no usemos es mejor borrarlas, y de las que usemos hay que analizarlas para ver si realmente nos compensa su uso en relación al consumo que tengan de datos.