Ahorrar en seguros

ahorrar_seguros

 

Uno de los gastos de los cuales más nos resentimos son los seguros, además son muchos los gastos a los que tenemos que hacer frente los ciudadanos, por eso el buscar pagar menos pero sin perder sus coberturas es la principal preocupación de cualquier persona que tenga contratado un seguro.
Los seguros más habituales que tenemos contratados son el seguro de coche, el de hogar o el de salud,
No debemos caer en el grave error de prescindir de aquellos seguros que realmente necesitamos con tal de ahorrar.
Aunque en un principio pueda parecer complicado, encontrar seguros baratos no es una tarea complicada si tenemos claro ciertos consejos y recomendaciones a la hora de renovar nuestra póliza.

Para empezar algo que debemos tener en cuenta para ahorrar tanto tiempo como en dinero a la hora de contratar nuestro seguro lo más importante es comparar los presupuestos de las diferentes aseguradoras para ver cuál es el
que más se ajusta a nuestras necesidades.
Hay que tener en cuenta que no existe el seguro o compañía más económica o mejor en sentido general, sino que debemos buscar la que mejor se ajuste a nuestras necesidades.

 

ahorrar_seguros

 

Una herramienta muy útil es utilizar los comparadores de seguros, actualmente existen en la red gran cantidad de páginas de comparadores de seguros, donde de forma rápida y sencilla podemos obtener los precios de diferentes aseguradoras.
Es importante seguir una serie de recomendaciones para mantener nuestros seguros a precios ajustados, pero no debemos olvidar que cuanto peor es nuestra economía más seguros deberíamos estar.
Os proponemos varios consejos para ahorrar dinero de nuestros recibos de seguros, pero sin dejar de estar bien asegurados:

Realizar una comparación de precios: es importante realizar una comparación entre las distintas compañías ya que puedes ahorrarte hasta el 50 por ciento. Puedes utilizar los comparadores de Internet para ahorrar tiempo. Este tipo de comparadores suelen ofrecer ofertas puntuales de las que puedes beneficiarte.

Contratar un seguro a medida: ya que los precios pueden variar dependiendo de tus características personales fundamentalmente, edad, etc. Además ya son muchas las compañías que ofrecen productos específicos a medida del perfil de cada asegurado.

Revisar las condiciones de tu póliza actual: si analizas bien las coberturas de tu actual póliza quizás puedas prescindir de algunas de estas que no necesites y ahorrar unos cuantos euros.

Elegir un seguro flexible: una de las recomendaciones más importantes es que el seguro que escojamos se adapte a tus necesidades actuales y de futuro.

Elegir la mejor forma de pago: seleccionar una forma de pago, que puede ser anual, trimestral, semestral e incluso mensual, aquí debemos elegir como siempre lo que mejor se adapte a tu bolsillo a la hora de pagar. Pero debes tener en cuenta que algunas compañías suelen aplicar descuentos si realizas un único pago de la póliza.

Analizar posibles solapamientos de pólizas: es decir, puede ser que el seguro del hogar si mi comunidad dispone de una póliza para el edificio, una parte del mismo se corresponde con mi propia vivienda, pudiendo descontarlo de mi seguro privado.

Por último algo que debemos tener muy en cuenta es que la cobertura y el coste de los seguros varían mucho el precio si tienen coberturas complementarias como puede ser el caso en los seguros de salud que nos incluya servicio de odontología o psicología, o si existe prestación médica en el extranjero. Compañías como Expertia Seguros ofrecen la posibilidad de tener varios seguros en uno con su correspondiente ahorro. El seguro de Expertia Familiar incluye en un único producto un seguro de decesos y un seguro de accidentes además de coberturas complementarias como asistencia informática o segunda opinión médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*