Grifos termostáticos

grifos_termostáticos

 

¿Aún no conoces los grifos termostáticos? Estos se caracterizan por disponer de dos mandos con funciones claramente diferenciadas: uno para el caudal y otro para la temperatura.
Aunque existen grifos termostáticos para todas las aplicaciones, su uso se ha generalizado básicamente en la ducha y en el baño-ducha, por la evidente comodidad que supone disponer de agua siempre a la misma temperatura, aunque se abra y cierre el grifo o se varíe el caudal de la misma. En definitiva se trata de un tipo de grifos capaces de mezclar el agua, a una temperatura deseada, pudiéndola mantener siempre constante, para un mayor confort del usuario.

 

grifos_termostáticos

 

Tipos de grifos termostáticos
Actualmente existen en el mercado varios tipos de grifos termostáticos:
Grifos Termostáticos para la cocina

Grifos Termostáticos para la ducha
Grifos Termostáticos para la bañera
Grifos Termostáticos para el lavabo
Grifos Termostáticos para el bidé

Ventajas de los grifos termostáticos:
Comodidad:
el agua sale siempre a la misma temperatura.
Confort: nos permite regular a la vez la temperatura y el caudal del agua.

Ahorro de agua: con los grifos termostáticos al permitir una mejor regulación del caudal y de la temperatura del agua se consigue ahorrar hasta una 40 por cien del agua.
Seguridad: cuando nos bañamos o nos duchamos, en el caso que se interrumpa el suministro de agua fría, el cartucho corta automáticamente el agua caliente, con lo que esto evita el riego de quemaduras por agua.
El tope de seguridad de los grifos termostáticos es de 38 grados así pudiendo evitar quemaduras accidentales,  cuando un grifo termostático pudiere ser accionado por ancianos o niños.

Calibrado: todos los grifos son testados y salen de fábrica a temperatura de 38 grados.
Precisión: estos grifos poseen de un gran ángulo de giro del volante de regulación de la temperatura que permite obtener con exactitud la temperatura deseada rápidamente.
Fiabilidad: al ser el cuerpo del cartucho de material sintético totalmente anti calcáreo, es inaccesible a cualquier disposición de cal.

Cómo instalar un grifo termostático: la instalación de este tipo de grifos se puede decir que es muy sencilla, esta se instala empotrada en la pared, y para realizar la instalación debemos antes limpiar bien la salida de agua, posteriormente se procede a instalar los filtros que ya traen incorporados los grifos, debemos observar que cada válvula funcione de forma correcta. Es importante que la ubicación de los mandos de cada temperatura se localicen en su lugar correcto, pondremos el agua caliente en la izquierda y la fría en la derecha, como normalmente vienen indicados en los grifos.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*