Ideas para ahorrar calefacción en invierno

ahorrar_calefacción

 

Ya sabemos que existen muchas formad de ahorrar poder ahorrar en el hogar, como instalar decoraciones baratas, realizar reparaciones tú mismo y utilizar cupones de descuento para las compras de la alimentación para tu familia. Pero, a la hora de ahorrar energía en el hogar puede resultar un poco más complicada. Además ahora nos enfrentamos a los meses más fríos del año, y es cuando suele aumentar nuestra factura en el consumo de gas o luz debido a la calefacción de los hogares.
Una buena noticia para el ahorro en calefacción es que pueden tomar una serie de medidas sencillas que ayudarán a reducir el gasto de tu factura en calefacción durante este invierno.

 

ahorrar_calefacción

 

Estos son algunos de los consejos para ahorrar en calefacción en el hogar:
Revisar el aislamiento de la casa:
el asilamiento de la casa es algo fundamental a la hora de ahorrar energía, ya que cuánto menos aislamiento tenga su vivienda, ésta se encontrará más fría, además de perder parte del calor que genere nuestra calefacción. Además el material de aislamiento tiene precios relativamente económicos a la hora de comprarlos en una tienda y no suele ser difícil de instalar.

Instalar un termostato: utilizar un termostato de calefacción es muy importante para ahorrar dinero en calefacción, ya que puedes mantener la temperatura adecuada en cada momento. Si instalas un termostato programable podrás cambiar la temperatura cuando no haya nadie en la casa durante varias horas y así poder ahorrar en consumo.

Mantener una temperatura constante: no necesitamos que la casa esté igual de caliente por la noche que durante el día. Es cierto que llegar a casa y que haya una temperatura agradable en invierno resulta muy agradable, pero dejar la calefacción puesta durante todo el día mientras no estamos en casa supone un derroche energético enorme. Por eso el uso de un termostato programable es mucho más útil y económico.

Limpiar los reguladores de calefacción: es aconsejable limpiar los calefactores al nivel de zócalos y los radiadores y sobre todo asegurarse de que no se encuentren bloqueados por muebles, alfombras, paños o cualquier otro objeto.

Los radiadores de ¿gas o electricidad?: puede parecer la mejor opción que, si sólo vamos a utilizar un par de habitaciones de la vivienda, ahorraremos si usamos en ellas radiadores eléctricos. Pero existen varios argumentos que indican lo contrario, como que una buena instalación centralizada de gas resulta mucho más eficiente energéticamente que los radiadores individuales eléctricos. Si bien la instalación de radiadores de gas puede ser muy beneficiosa en términos de ahorro y eficiencia, también es cierto que los emisores térmicos de última generación están preparados para reducir el consumo y ofrecer el mismo confort que los de gas. Lo que debemos hacer a la hora de elegir un tipo de calefacción u otra es analizar qué modelo se adapta mejor a nuestras necesidades del hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*