Ahorrar en protección familiar (seguros de decesos)

ahorro_familiar_seguros_decesos

 

La muerte es el mayor de los golpes al que se ve sometido el ser humano, por eso es recomendable contratar un seguro de decesos, una póliza para cuando ocurra el fallecimiento, costear los gastos del fallecido y que no constituya una problema económico para la familia.
El seguro de decesos se comercializa en España desde hace más de un siglo con un éxito comercial y un arraigo social importante.
El coste medio de un entierro es de unos dos mil euros en nuestro país, pero existen ciudades en España en las que cuesta más de 3.000 euros un entierro sencillo. Este gasto y los trámites, gestiones post-muerte son, habitualmente, las razones que mueven a las familias a contratar una póliza de decesos.
Un seguro de decesos consiste en una especie de pago por anticipado de los gastos inherentes al sepelio y al entierro, así como también los gastos que se deriven de trámites burocráticos.

 

ahorro_familiar_seguros_decesos

 

¿De qué coberturas se pueden disfrutar con un seguro de decesos?
Un seguro de deceso es una modalidad de póliza de las más contratadas, y esta cubre principalmente, los gastos inherentes a la muerte de una persona, evitando así que su familia tenga que desembolsar una cantidad de dinero para el funeral. Las coberturas mínimas de los seguros de decesos son, habitualmente, las relacionadas con los gastos funerarios y de repatriación, algunas de ellas son:

Servicio adaptado al deseo de cada asegurado y a las costumbres locales.
Incineración a inhumación, en nicho o sepultura, y lápida.
Servicio de tanatorio.
Elección del lugar de inhumación y cementerio en España.
Organización y gestión del servicio de decesos por personal cualificado.
Organización y gestión del servicio a familiares no asegurables.
Gastos extraordinarios en temas médico – legales.
Servicio de orientación jurídica.
Tramitación de documentos tras el fallecimiento
(pensiones, sucesiones…).
Atención psicológica.

Conservación del ADN (Estudio de enfermedades genéticas).
Además de esto, dependiendo de la compañía con la que se contrate el seguro existen una serie de coberturas complementarias, como puede ser el servicio de asistencia telefónica, el servicio de asistencia en viaje y el servicio de gestoría, etc.
Existen una serie de consideraciones a la hora de contratar un seguro de decesos, ya que al igual que se cambia de compañía en el seguro del coche o del hogar, en el de decesos también lo podemos hacer:
En primer lugar resulta interesante comprobar si nuestra compañía bonifica la antigüedad del asegurado.

Qué tipo de prima se paga y pedir presupuesto en otras aseguradoras.
Tener en cuenta que el precio no ha de ser el único elemento que determine el cambio de compañía.
Comprobar lo que cada compañía ofrece, no sólo los servicios y su calidad.
Leer la letra pequeña del contrato a firmar.
Algunos seguros de decesos como el de Expertia Seguros tiene la virtud de tener unas coberturas muy claras, sin letra pequeña. Además el seguro de decesos de Expertia incluye a su vez otros seguros como un seguro de accidentes, por lo que por el mismo precio tienes varios seguros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*