Cómo preparar un gran equipaje para viajar en un vuelo de pequeño coste

Cómo preparar un gran equipaje para viajar en un vuelo de pequeño coste

Hacer el equipaje puede parecer sencillo, pero no lo es tanto si queremos aprovechar al máximo el espacio y llevar todo lo que queremos llevar en nuestro viaje. Si a esto añadimos que viajamos en una aerolínea de bajo coste nos enfrentamos a un gran reto. Entonces, ¿es posible preparar un gran equipaje para viajar en un vuelo de pequeño coste? La respuesta es afirmativa, y es posible con los siguientes consejos:

  • Planificar con una lista lo que vas a llevar de equipaje: Piensa en el clima que va a hacer en el destino del viaje, en las actividades que vas a realizar, en los sitios en los que te vas a mover y en los días que durará el viaje. Es importante tener claro qué es lo necesario e imprescindible y qué es accesorio y complementario.
  • No completes todo el espacio de la maleta: No llenes toda la maleta, deja al menos un diez por ciento de espacio libre. Este espacio libre lo necesitarás en el viaje de vuelta para guardar los regalos y recuerdos que compres.
  • Elige muy bien el calzado: Si hay algo que puede ocupar demasiado en una maleta es el calzado. Escoge el calzado que necesitas para el viaje teniendo en cuenta actividades y clima. Distribuye el calzado entre el equipaje de mano que subirás al avión y el que llevarás en la maleta.
  • Escoge ropa que se pueda combinar entre ella: Una forma de no llevar mucha ropa es escoger aquella que se puede combinar entre ella. De esta forma podrás llevar menos ropa. También es importante que solo incluyas en el equipaje aquella ropa que te resulta más cómoda para poner. A veces, la ropa más incómoda no la solemos poner.
  • Ordena muy bien tu neceser: Los artículos personales son los que pueden ocupar un espacio valioso en tu maleta. Además, estos artículos no los puedes llevar en tu equipaje de mano en el avión, por lo que es importantísimo ordenar el neceser. Una de las claves es solo llevar las cantidades de cremas y productos que vamos a consumir durante el viaje. Otra clave es contar con la posibilidad de comprar parte de los artículos en el lugar de destino.
  • Enrolla la ropa dentro de la maleta: La mejor forma de aprovechar el espacio en la maleta es enrollando de forma muy cuidadosa la ropa. Aprovecha todos los recovecos de la maleta. También ayuda el incluir parte de la ropa en bolsas selladas herméticamente. Además, las bolsas de cierre hermético te servirán para guardar la ropa sucia durante el viaje.
  • Organiza el equipaje de mano: Es una gran ayuda poder contar con el equipaje de mano que te acompañará en el avión. En este equipaje podrás guardar los artículos más delicados, más costosos, la documentación más importante… y también, objetos y parte de la ropa que no va en la maleta. Se recomienda incluir en el equipaje de mano ropa y calzado para un día en el caso de pérdida de la maleta principal.
  • Infórmate sobre el equipamiento del alojamiento: Es importante conocer cómo es el alojamiento donde estarás en el destino del viaje. Si es un hotel cuyas habitaciones tienen plancha y también secador del pelo, pues entonces no será necesario incluirlos en nuestro equipaje. De la misma forma, si el hotel cuenta con un servicio de lavado económico podemos llevar menos ropa y hacer uso de este servicio.

Finalmente, es muy útil revisar las condiciones de la aerolínea en lo que se refiere al peso, número de maletas y objetos que se pueden incluir en el equipaje de mano. Estar revisión con días de antelación a preparar el equipaje nos salvará de sorpresas desagradables a la hora de embarcar en el avión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*