Trucos de belleza para ahorrar tiempo

Las prisas y el ritmo de vida actual nos impiden dedicarle todo el tiempo que desearíamos para ponernos guapas. Si quieres estar divina, pero te da pereza estar horas en el baño arreglándote, te ofrecemos una serie de consejos para que nunca pierdas la elegancia y, además, ahorres tiempo y dinero.

Champú seco
Si no has tenido tiempo de lavarte el pelo, puedes consultar en cualquier droguería o tienda de cosméticos las ventajas del champú seco. O, si lo prefieres, puedes fabricarte tu propio champú a base de polvos de talco para bebé, mezclado con bicarbonato sódico y la fragancia que más te guste. Su aplicación es sencilla: abrimos el pelo en secciones, espolvoreamos, esperamos un minuto a que actúe y, posteriormente, cepillamos bien.

También puedes comprar este tipo de champú en formato spray, lo cual te puede sacar de más de un apuro por lo rápido y sencillo de su uso.

Maquíllate en tres minutos
A veces pensamos que cuanto más tiempo dedicamos a maquillarnos mejores van a ser los resultados. Sin embargo, no hace falta echarle horas a nuestro look para conseguir un aspecto natural a la par que efectivo.

Aplícate una buena base, no hace falta que sea por toda la cara. A continuación, aplica un corrector en las zonas más sensibles de la piel, como enrojecimientos y manchas. Tras la base, es el turno de los polvos. Es importante que conozcas tu tipo de piel para que estos le vayan bien a tu cutis. Los más compactos ofrecen resultados espectaculares, pero no son aconsejables si tienes la piel muy grasa.

Después, usa un poco de colorete para resaltar las mejillas y aportar luminosidad a tu rostro. No te cortes con la cantidad y procura aplicártelo en una zona con mucha luz para que puedas controlar mejor cómo te queda. Las principales zonas donde se utiliza el colorete son la barbilla, la frente y los pómulos. Para ello, necesitarás una brocha ancha y efectuar movimientos rápidos para que quede uniforme.

Cuida tu piel con una crema humectante
No hay momento mejor que después de una ducha para poner a punto tu piel. Las cremas humectantes ayudan a preservar el pH natural del órgano más grande de nuestro cuerpo creando una barrera que impide que el agua que contiene nuestra piel se evapore.

En la actualidad, existen cremas humectantes e hidratantes para todo tipo de pieles y que contienen también todo tipo de aromas. La rosa mosqueta, la avellana, el aloe vera o la lavanda son algunos de ellos. Además de prevenir los contratiempos que puedan ocurrirle a tu piel, ahorrarás tiempo en ocultar esas pequeñas imperfecciones que te preocupan.

Cuida tus labios
Muchas veces, los labios pasan desapercibidos en cuanto a maquillaje se refiere. Si eres de las que les gusta utilizar carmines y barras de labios, no debes olvidarte de hidratar esta zona tan sensible a la vez que sensual.

Protégete con un cacao de labios para evitar las ampollas y los trozos de piel muerta originados por el frío.

Depilación facial
Con la simple ayuda de unas pinzas puedes mantener a raya ese vello facial que te trae de cabeza. Si adquieres una rutina diaria, con cinco minutos frente al espejo todas las mañanas servirá para que luzcas unas cejas perfectas y elimines esos pelillos del bigote.

Peinados express
Te has dormido y vas a llegar tarde a una reunión de trabajo. Has salido de la ducha y no te ha dado tiempo a peinarte como quisieras. La solución es fácil: hazte un recogido. Sólo necesitas una goma del pelo e imaginación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*