Trucos para gastar menos dinero en la cuesta de enero

trucos ahorrar

Las Navidades y el comienzo del año son fechas con muchos gastos. La famosa cuesta de enero deja temblando las cuentas y ahorros de muchas familias. Con el nuevo año se retoman viejos propósitos y surgen nuevos en un momento en el que muchas veces se ha agotado el presupuesto. El principio de año es un buen momento para adoptar nuevos hábitos de consumo y de ahorro que nos ayuden a tener unas mejores finanzas personales y una economía doméstica más equilibrada. Para alcanzar esta meta es muy útil seguir una serie de pautas y de consejos que explicamos a continuación.

Ahorrar en rebajas
Las rebajas son tradicionales en esta época. Tenemos que ser muy cautelosos con las rebajas ya que realmente nos incentivan a comprar aquello que muchas veces no necesitamos. Antes de dejarse seducir por las rebajas es importante revisar nuestro fondo de armario y nuestros cajones para identificar realmente qué necesitamos. Lo más recomendable es no comprar aquello que no necesitamos, aunque esté muy rebajado.

Reducir deudas
Año nuevo, balance nuevo. En los primeros días del año es beneficioso analizar el estado de las deudas que tenemos (hipoteca, préstamos de viajes, coche, compras, …) y planificar un plan de amortización realista a lo largo del año. Cuanto antes se amorticen las deudas menos intereses se pagan y por lo tanto más se ahorra.

Ahorrar en suministros
Con el nuevo año es conveniente revisar las tarifas que tenemos contratadas en la luz, teléfono, Internet y gas. Lo mejor es comparar tarifas con otras compañías y ver qué ofertas nos interesan más. En telefonía fija y móvil están apareciendo continuamente nuevas ofertas por lo que es importante tener en cuenta las penalizaciones de permanencia y fijarse también que la oferta que nos puede interesar ofrece un nivel de servicio igual o mayor del que tenemos actualmente contratado. Además de cambiar de compañía es útil revisar nuestros hábitos en el uso de la luz, del agua y del gas. Cambiando un poco nuestros hábitos podemos obtener importantes ahorros.

Ahorrar en el coche
El automóvil concentra uno de los gastos más importantes en una familia. Para reducir los gastos relacionados con el coche es útil planificar desde el comienzo del año la revisión de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). El precio de la ITV varía un centro a otro. Otro apartado importante del gasto del vehículo es la gasolina. Aunque actualmente los precios de la gasolina están bajando podemos encontrar gasolineras con precios más competitivos que otras. Es importante identificar qué gasolineras tienen los precios más bajos. Además, existen tarjetas de ahorro vinculadas a supermercados que permiten obtener un pequeño ahorro extra. El seguro de coche es otro gasto importante. Para ello es importante comparar precios y coberturas de distintas compañías y estar pendientes del seguro dos meses antes de su renovación.

Además de centrarnos en los ahorros anteriores es importante iniciar el hábito de hacer una planificación mensual de ingresos y gastos, así como de contabilizar en papel o en el ordenador todos los gastos que vayamos teniendo a lo largo del mes. Con esto conseguiremos saber cómo y en qué gastamos, por lo que podremos reducir gastos que no necesitamos y empezar a ahorrar mes a mes. También es importante crear el hábito de ir a comprar con una lista cerrada de solo lo que verdaderamente necesitamos. En realidad, ahorrar y mejorar nuestra economía familiar depende en gran parte de nuestros hábitos y de nuestra planificación. Así no solo se afrontará mejor la cuesta de enero, sino que tendremos un año con una economía personal más saneada, equilibrada y con capacidad de ahorro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*