Ahorro en la cocina de casa

ahorro_cocina_casa

 

Siempre estamos pensando la mejor manera de ahorrar, y como ya sabemos uno de los principales gastos en el hogar está en la cocina, tanto por el consumo eléctrico de los aparatos eléctricos como por el gasto que supone el realizar la cesta de la compra para poder llenar nuestra despensa. Hay que tener en cuenta que la alimentación es una parte importante de nuestra salud, así que a la hora de ahorrar en la cesta de la compra hay que ser muy cuidadosos.
Estas son algunas recomendaciones para que nuestro gasto en la cocina tanto en la factura de la luz como en la cesta de la compra sea lo más ajustado posible pero sin tener que prescindir de nada.
En cuanto al consumo eléctrico en la cocina:

 

ahorro_cocina_casa

 

El microondas además de sacarnos de cualquier apuro, es uno de los aparatos con menor consumo energético de los que puedes usar en tu cocina. Por eso se recomienda el uso del mismo para cocinar ciertos alimentos en lugar de emplear el horno.
En el uso de la vitrocerámica o la cocina de gas, también podemos seguir una serie de trucos para consumir menos energía, como por ejemplo utilizar recipientes más grandes que la zona de cocción y así no desperdiciar calor. También podemos usar tapas para las ollas o sartenes mientras cocinamos, así se cocinará antes.

Si no dispones de lavavajillas puede ser una buena inversión, ya que supone un 40% menos de consumo que si fregamos a mano la vajilla. La mayoría de estos electrodomésticos disponen de un programa económico que también consume menos. Otra recomendación es, poner el lavavajillas siempre lleno para aprovechar cada lavado.
Una parte importante del consumo eléctrico en nuestra cocina lo consumo el frigorífico. Debemos intentar abrir el frigorífico lo menos posible y el menor tiempo posible. Hoy día existen en el mercado los frigoríficos No Frost y con etiquetado energético A+ o A++ que consumen mucho menos que los normales.

En cuanto al ahorro en la cesta de la compra, se puede ahorrar y comer bien si seguimos esta serie de recomendaciones:

La primera recomendación es adquirir productos de marcas blancas, siempre que estas mantengan las propiedades nutricionales del alimento.
Elegir productos de temporada, siempre resulta mucho más económico a la hora de adquirir productos frescos que estos sean de temporada.

Otro truco sencillo es el prescindir de la compra de refrescos, siempre podemos añadir al agua un poco de limón o cualquier otro zumo de frutaUna buena técnica en el ahorro de la comida es, cocinar nosotros mismos en casa, hoy día existen multitud de páginas en la red donde poder consultar recetas de cocina.

Algo fundamental para el ahorro de comida aunque parezca obvio es no tirar la comida, siempre podemos congelar la comida que nos sobre o aprovecharla para realizar otro plato diferente al día siguiente.
Por último, es importante mantener nuestra despensa ordenada, debemos fijarnos en las fechas de caducidad y poner siempre más a mano lo que vaya a caducar próximamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*