¿Por qué tener un presupuesto mensual para la economía familiar?

 

La crisis está siendo muy dura para muchas familias españolas, familias que cuentan con todos sus miembros en situación de desempleo y que tienen que hacer auténticos milagros con unos ingresos muy limitados.

Como para cualquier ámbito de la vida, el gestionar de forma correcta las finanzas personales requieren de un orden para evitar problemas que puedan terminar en serios problemas económicos familiares.

¿Por qué tener un presupuesto mensual para la economía familiar?

¿En qué consiste un presupuesto familiar?
Un presupuesto familiar es un documento que se utiliza para poder controlar las cuentas económicas del hogar. De esta forma, con un presupuesto se puede emplear el dinero de una forma responsable, sin gastar más de lo que se gana.
El establecer un presupuesto mensual nos da como resultado un saldo final que nos informa sobre la diferencia entre lo que se ha ingresado y lo que se ha gastado.
Resulta tan sencillo de analizar como que si los ingresos superan a los gastos, la familia es capaz de ahorrar y estos ahorros pueden guardarse, invertirse o emplearse en algún gasto extra.

¿Para qué sirve un presupuesto mensual en la economía familiar?
Saber cuánto dinero se recibe
Para conocer dónde se va el dinero
Dar prioridad a ciertos gastos sobre otros y limitar los menos necesarios.
Reducir o eliminar las deudas
Para organizar la economía familiar
Para acumular un fondo destinado a emergencias y poder disponer de dinero para afrontar gastos inesperados.
Para vivir de acuerdo a las propias posibilidades

Por eso independientemente de la situación económica de una familia, el elaborar un presupuesto resulta una herramienta imprescindible para controlar las economías domésticas.
¿Cómo hacer un presupuesto familiar? Estos son algunos de los pasos a seguir para poder elaborar un presupuesto familiar:

Una herramienta para el registro de los gastos: el presupuesto comenzará por elegir una herramienta donde se registrará todos los datos necesarios. Esta herramienta puede ser desde una simple libreta de apuntes o una página de Excel.

Registrar la información: en la herramienta que hayamos elegido, debemos registrar toda la información familiar sobre los gastos e ingresos en un mes. Es necesario en esta apartado tomarse todo el tiempo que sea necesario para realizarlo de la forma más ajustada.

Identificar los gastos: en este apartado la idea es que escribas tus gastos fijos, como pueden ser alquiler o hipoteca, impuestos del hogar, transporte y gasolina, pero también tus gastos variables como son la alimentación, aseo y limpieza o los gastos extras (regalos, vacaciones, cines, ocio, etc.)

Identificar los ingresos: en este apartado es importante distinguir entre los que son ingresos fijos, como pueden ser sueldo, pensión de jubilación, dinero por otras rentas y los ingresos variables, como son las horas extras, comisiones, premios, inversiones, trabajos independientes, etc.

Nombrar a una persona en la familiar para administrar el presupuesto: una forma de administrar el dinero eficientemente es encargar a una persona responsable de la familia para realizarlo.

Gestionar correctamente presupuesto: una vez que ya tengas claros los ingresos y los gastos familiares, deberás hacer un balance. Si tus gastos superan a tus ingresos, estás en rojo, en déficit, por lo que debes de hacer un recorte en gastos variables o extras o aumentar los ingresos para equilibrar tus finanzas.

Reducir los gastos: debemos intentar reducir los gastos hasta lograr una situación económica familiar saneada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*