10 trucos para ahorrar gasolina y frenar los gastos de tu coche

El gasto en gasolina es uno de los principales agujeros en el bolsillo cuando utilizamos frecuentemente el coche o cuando realizamos un largo viaje en el mismo. Aunque la gasolina ha moderado su precio en comparación con otros años, este combustible es uno de los principales gastos en la economía familiar. La mejor manera de ahorrar en gasolina y frenar este gasto es cambiando el hábito de conducción. Sí, conduciendo de forma distinta podemos optimizar el consumo del combustible del coche. Con los siguientes diez trucos podremos poner límites al gasto y ahorrar gasolina y dinero.

1. Puesta en marcha y arranque. Arrancar el coche sin pisar el acelerador y empezar la marcha después del arranque es una buena práctica para ahorrar gasolina.

2. Primera marcha. Es de las que más consume, por lo que hay que usarla moderadamente y procurar siempre pasar rápidamente a la segunda marcha.

3. Aceleración. Es muy importante que la marcha se adecúe a la necesidad del motor. Esto hará un consumo óptimo del combustible.

4. Mejor las marchas largas que las cortas. Las marchas largas consumen menos combustible y hacen que el coche esté menos revolucionado.

5. Mantener una velocidad homogénea. Los frenazos, acelerones y unas velocidades que cambian bruscamente hacen que se dispare el consumo de combustible.

6. Frenar lentamente. Si se puede, lo recomendable es frenar despacio para que el coche se desacelere sin cambiar la marcha. En este caso es mejor primero levantar el pie del acelerador y un poco después frenar despacio y cambiar la marcha lo más tarde posible.

7. Detención del coche. Lo más recomendable es evitar cambiar la marcha y detener el coche de la forma menos brusca posible si las condiciones lo permiten.

8. Apagar el motor en paradas largas. Cuando el vehículo está parado durante un largo tiempo es mejor apagar el motor en vez de tenerlo encendido.

9. Ser previsor y anticiparse. La clave de la conducción es saber anticiparse a cualquier evento que pueda surgir para adaptar nuestro trayecto a todos los vehículos, peatones y situaciones que prevemos que pueden suceder en nuestro camino. Así, evitamos una conducción brusca que aumenta el consumo de gasolina.

10. Primero seguridad, luego eficiencia. Aunque la optimización del gasto de combustible es importante, no debemos olvidar que la prioridad es la seguridad vial. Por ello, no podemos anteponer el ahorro de gasolina a la seguridad del vehículo, sus ocupantes y el resto de vehículos y peatones a los que puede afectar nuestro coche.

Cómo preparar un gran equipaje para viajar en un vuelo de pequeño coste

Cómo preparar un gran equipaje para viajar en un vuelo de pequeño coste

Hacer el equipaje puede parecer sencillo, pero no lo es tanto si queremos aprovechar al máximo el espacio y llevar todo lo que queremos llevar en nuestro viaje. Si a esto añadimos que viajamos en una aerolínea de bajo coste nos enfrentamos a un gran reto. Entonces, ¿es posible preparar un gran equipaje para viajar en un vuelo de pequeño coste? La respuesta es afirmativa, y es posible con los siguientes consejos:

  • Planificar con una lista lo que vas a llevar de equipaje: Piensa en el clima que va a hacer en el destino del viaje, en las actividades que vas a realizar, en los sitios en los que te vas a mover y en los días que durará el viaje. Es importante tener claro qué es lo necesario e imprescindible y qué es accesorio y complementario.
  • No completes todo el espacio de la maleta: No llenes toda la maleta, deja al menos un diez por ciento de espacio libre. Este espacio libre lo necesitarás en el viaje de vuelta para guardar los regalos y recuerdos que compres.
  • Elige muy bien el calzado: Si hay algo que puede ocupar demasiado en una maleta es el calzado. Escoge el calzado que necesitas para el viaje teniendo en cuenta actividades y clima. Distribuye el calzado entre el equipaje de mano que subirás al avión y el que llevarás en la maleta.
  • Escoge ropa que se pueda combinar entre ella: Una forma de no llevar mucha ropa es escoger aquella que se puede combinar entre ella. De esta forma podrás llevar menos ropa. También es importante que solo incluyas en el equipaje aquella ropa que te resulta más cómoda para poner. A veces, la ropa más incómoda no la solemos poner.
  • Ordena muy bien tu neceser: Los artículos personales son los que pueden ocupar un espacio valioso en tu maleta. Además, estos artículos no los puedes llevar en tu equipaje de mano en el avión, por lo que es importantísimo ordenar el neceser. Una de las claves es solo llevar las cantidades de cremas y productos que vamos a consumir durante el viaje. Otra clave es contar con la posibilidad de comprar parte de los artículos en el lugar de destino.
  • Enrolla la ropa dentro de la maleta: La mejor forma de aprovechar el espacio en la maleta es enrollando de forma muy cuidadosa la ropa. Aprovecha todos los recovecos de la maleta. También ayuda el incluir parte de la ropa en bolsas selladas herméticamente. Además, las bolsas de cierre hermético te servirán para guardar la ropa sucia durante el viaje.
  • Organiza el equipaje de mano: Es una gran ayuda poder contar con el equipaje de mano que te acompañará en el avión. En este equipaje podrás guardar los artículos más delicados, más costosos, la documentación más importante… y también, objetos y parte de la ropa que no va en la maleta. Se recomienda incluir en el equipaje de mano ropa y calzado para un día en el caso de pérdida de la maleta principal.
  • Infórmate sobre el equipamiento del alojamiento: Es importante conocer cómo es el alojamiento donde estarás en el destino del viaje. Si es un hotel cuyas habitaciones tienen plancha y también secador del pelo, pues entonces no será necesario incluirlos en nuestro equipaje. De la misma forma, si el hotel cuenta con un servicio de lavado económico podemos llevar menos ropa y hacer uso de este servicio.

Finalmente, es muy útil revisar las condiciones de la aerolínea en lo que se refiere al peso, número de maletas y objetos que se pueden incluir en el equipaje de mano. Estar revisión con días de antelación a preparar el equipaje nos salvará de sorpresas desagradables a la hora de embarcar en el avión.

¿Sabes qué hacer cuando se retrasa o cancela tu vuelo?

Sabes qué hacer cuando se retrasa o cancela tu vuelo

Volar en avión se puede convertir en una odisea. Las incidencias que pueden surgir en un viaje en avión van desde que la aerolínea te pierda la maleta, que no puedas volar por overbooking (venta de más plazas en el vuelo de las que realmente tiene disponibles) hasta que retrasen o cancelen tu vuelo. Sin duda, un abanico de eventos que pueden hacer que empieces o finalices con mal pie tus vacaciones.

Saber qué hacer cuando se retrasa o cancela tu vuelo es muy importante para tomar rápidas y buenas decisiones. También es importante saber cómo actuar ante la pérdida de todo o parte del equipaje y de situaciones como el overbooking. Como dato estadístico curioso es el que arroja una encuesta realizada por la organización de consumidores OCU. Esta encuesta recoge que plastificar la maleta es un factor que puede influir en la posibilidad de que desaparezca. Según esta organización de consumidores, el 3,4% de los pasajeros que plastificaron sus maletas echaron en falta algún objeto en su interior, frente al 0,9% de pasajeros que no la plastificaron. La probabilidad de que desaparezca parte del equipaje es tres veces mayor si plastificas tu maleta.

Lo primero de todo, tienes que saber que como pasajero tienes derechos y estás protegido. Los pasajeros tienen derechos, tal como se recoge en normativas como el Reglamento europeo (CE) 261/2004. Esta normativa regula los derechos de los pasajeros para los casos de denegación de embarque, cancelación gran retraso y cambio de clase; solo es aplicable a la compañía aérea que opera el vuelo o es la encargada de efectuar el vuelo; y, no se aplicará si viaja gratuitamente o con un billete de precio reducido que no esté directa o indirectamente a disposición del público. Esta normativa se aplica para las siguientes situaciones:

  • Salidas desde cualquier aeropuerto situado en la Unión Europea o
  • Llegadas a la Unión Europea con una compañía aérea de un país de la Unión Europea, o de Islandia, Noruega o Suiza.

En segundo lugar, tienes que saber que en determinadas situaciones en las que la aerolínea te perjudique tienes derecho a una indemnización. Para ejercer tu derecho como pasajero y poder realizar una reclamación es imprescindible que tengas las facturas y documentos que justifiquen tu demanda.

¿Cómo presentar una reclamación?

Lo necesario para presentar una reclamación es tener toda la documentación del vuelo como es la tarjeta de embarque, el identificador de la maleta, la factura del pago del billete y la reserva del asiento (checking).  Es recomendable ir al mostrador de la aerolínea para que te faciliten por escrito un justificante de la hora de salida, llegada o cancelación del vuelo. Después, es necesario acudir en el mismo aeropuerto al mostrador de la autoridad aeroportuaria. En el caso de España, AENA es la autoridad aeroportuaria. Frente a este organismo presentaremos por escrito nuestra reclamación. En los mostradores de las aerolíneas también se pueden presentar las reclamaciones.

Por lo tanto, la reclamación se realiza siempre por escrito, en el mismo aeropuerto y también en el mostrador de la aerolínea. En los casos en que hayamos contratado el viaje a través de una agencia de viajes es necesario presentar también en la propia agencia una reclamación por escrito. Tenemos que quedarnos una copia de toda la documentación de la reclamación que entreguemos.

Actualmente, existen en Internet distintas empresas que gestionan todos los trámites de forma online. Estas empresas no cobran nada por anticipado, y si la reclamación se resuelve con éxito suelen cobrar una comisión del 25% del total de la indemnización.

¿Qué indemnización me corresponde?

En el caso de que te impidan embarcar en el avión, como pasajero tienes derecho a una compensación que consiste en una indemnización que oscila entre 250 euros y 600 euros en función de la distancia del viaje.

Cuando la aerolínea cancela tu vuelo, tienes derecho a una indemnización además de comida y bebida suficiente en función del tiempo de espera. Si la compañía aérea te ofrece un transporte alternativo, pero con salida al día siguiente, tienes derecho a alojamiento en un hotel y a los traslados al aeropuerto.

En los casos de retrasos en el vuelo, el pasajero tiene los mismos derechos que en la cancelación del vuelo. Si el retraso es superior a cinco horas, como pasajero tienes derecho al reembolso del billete.

Finalmente, antes de emprender el viaje en avión es recomendable revisar el listado de preguntas y respuestas frecuentas de los derechos de los pasajeros de avión de la Unión Europea que está publicado en su página web.

 

 

Cómo disfrutar de las vacaciones sin que tus deudas vuelen sin control

Cómo disfrutar de las vacaciones sin que tus deudas vuelen sin control

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, se define deuda como “Obligación que alguien tiene de pagar, satisfacer o reintegrar a otra persona algo, por lo común dinero.” Las deudas pueden ser un lastre en nuestra economía familiar. Tenemos que evitar a toda costa endeudarnos. Las vacaciones son un periodo que favorece las deudas, al perder el control de los gastos en un ambiente de relax y desconexión del día a día. “El síndrome de la VISA” por el cual gastamos inconscientemente con nuestra tarjeta de crédito teniendo una sensación de falsa riqueza, puede ser el principal ingrediente para arruinarnos con las vacaciones.

Se puede disfrutar de las vacaciones sin tener que exprimir la tarjeta de crédito y evitando que las deudas vuelen sin control. Para disfrutar las vacaciones sin deudas necesitamos primero aprender a usar la tarjeta y también aprender a no usarla. Algunos consejos para evitar las deudas en nuestras vacaciones son:

  • Analiza todas las tarjetas que tengas y anula aquellas que tengan un alto tipo de interés. Además, aquellas tarjetas con cuotas de mantenimiento altas no son recomendables. Es mejor anular todas aquellas tarjetas que tengamos con cuotas altas de mantenimiento y con altos tipos de interés.

  • Evita usar aquellas tarjetas que te permiten financiar tus compras durante varios meses. Usa solo aquellas tarjetas que no incentivan la financiación de las compras, ya que al final quien siempre gana es el banco o la financiera que emitió la tarjeta. Y quien siempre pierde eres tú pagando más intereses de los necesarios.

  • Controla diariamente los gastos de la tarjeta. Ahora, la mayoría de los bancos tienen su aplicación móvil donde puedes consultar desde tu móvil todos tus movimientos bancarios de forma cómoda. Consulta con frecuencia durante tu viaje los cargos que estás realizando en tu tarjeta para evitar cargos indebidos y ser consciente de todos los gastos que estás realizando con ella.

  • Utiliza tarjetas que te dan puntos en compra de viajes, ya que es una forma de obtener indirectamente descuentos. Eso sí, usa la tarjeta para compras que no requieran la financiación de las mismas, para evitar pagar intereses innecesarios que no compensan los puntos recibidos por esas compras.

  • Utiliza tarjetas que incluyen un seguro de viaje en la compra de vuelos de avión. Estos seguros son muy útiles y te ahorran tener que gastar en la compra de un seguro de viaje.

  • Evita realizar pequeños pagos con tarjeta. Lo más recomendable es pagar en efectivo, porque nos facilita una mejor gestión de nuestro dinero y un mayor control del mismo.

  • Si estás de vacaciones en el extranjero es mejor pagar con tarjeta que sacar dinero del cajero. En este caso, sí es muy útil la tarjeta. Es recomendable usar tarjetas de débito y no de crédito para pagar, con lo que evitamos sorpresas en el caso de que nos roben o clonen la tarjeta.

  • Para evitar robos, establece un límite diario de extracción de dinero del cajero.

  • Evita financiar las vacaciones con un préstamo o con la tarjeta crédito. Es más fácil y económico planificar las vacaciones con tiempo y buscar vuelos baratos, hoteles baratos y cupones de descuentos, que pagar altos intereses de un préstamo.

  • Lleva siempre dinero en efectivo en el bolsillo, y evita utilizar pagar con tarjeta. En las vacaciones siempre es recomendable guardar parte del dinero en distintas maletas y bolsos, y llevar todos los días el dinero justo para los gastos de ese día. Así, controlarás mejor los gastos y no te endeudarás.

Con estos consejos tendrás unas mejores vacaciones, disfrutarás mejor de tus viajes y huirás de las deudas que pueden amargarte la vuelta de las vacaciones.

10 consejos para viajar barato a cuerpo de rey

10 consejos para viajar barato a cuerpo de rey

Viajar y disfrutar de unas buenas vacaciones no tiene por qué ser caro. Se puede viajar barato a cuerpo de rey sin que nuestros bolsillos tengan que sufrir. Estos diez consejos para viajar barato a cuerpo de rey te ayudarán a planificar tus vacaciones:

  1. Haz una lista con todos los posibles gastos de tu viaje. Es importante antes de empezar el viaje hacer un presupuesto de lo que vas a gastar. Este presupuesto tiene que ser lo más realista posible para evitar sorpresas. Esta planificación de gastos incluye los desplazamientos, transportes, comidas, entradas a museos, parques y lugares de interés, hoteles y alojamiento, y también los regalos y algunos recuerdos que podamos comprar.
  1. Aprovéchate de la economía colaborativa. Cada vez más se usan en los viajes aplicaciones móviles y portales de Internet que ayudan a abaratarlos mucho. Compartir coche, usar aplicaciones alternativas al taxi, reservar pisos turísticos, … pueden abaratar de forma muy importante el viaje sin tener que renunciar a la comodidad y a algunos lujos. De hecho, en portales de alquileres vacaciones puedes encontrar viviendas de lujo a precios muy asequibles.
  1. Usa los cupones de descuento. A la hora de comer y cenar puedes encontrar ofertas y descuentos en portales de cupones de descuentos en Internet para conocer nuevos restaurantes y probar comidas exóticas a muy buen precio.
  1. Compra las entradas con anticipación. Si tienes previsto visitar algún museo, parque de atracciones o lugar turístico que requiera comprar una entrada intenta comprarla con tiempo de antelación. En primer lugar, esto te garantiza que evitarás colas e incluso en algunas ocasiones te asegurarás de que podrás acceder al lugar si hubiese límite de visitantes. En segundo lugar, algunas veces hay descuentos por comprar con antelación, como puede ocurrir en zoológicos o parques de atracciones. Además, también es importante revisar los precios de los distintos días, ya que a veces los precios son más caros en fines de semana que durante la semana.
  1. Compra la comida en supermercados. Además de poder usar cupones de descuento, algunos días de tus vacaciones puedes comprar comida en los supermercados para luego comer en tu hotel o apartamento. Esto rebajará tus gastos y podrás también comer a tu gusto y darte algún capricho que te saldrá mucho más barato que si comes en un restaurante.
  2. Contrata excursiones organizadas. Si tienes interés en conocer algún monumento, parque natural o lugar turístico con mucha riqueza cultural, suele ser interesante contratar una excursión organizada para grupos. Las ventajas que tiene es que podrás conocer de la mano de un guía profesional todos los detalles de la visita y además, el transporte te saldrá más barato.
  1. Evita pagar con tarjeta. Cuando se paga con tarjeta a veces no se es muy consciente de los gastos en ese momento. Por eso, es más recomendable pagar en efectivo ya que es más fácil controlar los gastos.
  1. Contrata vuelos con escalas. Es mucho más barato volar haciendo escalas que los vuelos directos. Comprar vuelos con escalas supone un ahorro muy significativo.
  1. Planifica bien los desayunos. Los desayunos pueden encarecer mucho los gastos. Si te alojas en un hotel puede ser interesante contratar el alojamiento con desayuno, porque los desayunos en cafeterías en zonas turísticas no suelen ser baratos. Si estás en un apartamento lo ideal es comprar el desayuno en el supermercado. En cualquier caso, para ahorrar es necesario planificar bien los desayunos y evitar desayunar en cafeterías.
  1. Elige un sitio céntrico para alojarte. A veces podemos encontrar hoteles muy baratos pero que están muy lejos de la zona que queremos visitar. Al final, el tiempo y dinero que nos gastamos en transporte todos los días puede ser importante. También hay que tener en cuenta que por la noche no hay transporte público, por lo que para las escapadas nocturnas tendríamos que usar un taxi para volver a dormir, lo que dispararía los gastos del viaje. Buscar con bastante antelación al viaje un hotel o apartamento barato en una zona céntrica nos ahorrará gastos y tiempo en transportes.

Estos diez consejos nos permitirán disfrutar de unas buenas vacaciones y viajar barato a cuerpo de rey. Es cuestión de planificación, organización y buscar con antelación para poder tener un viaje de cine sin renunciar a la comodidad y al descanso, pero ahorrando dinero sin tener que pagar más de lo necesario.